Steve Jobs
Steve Jobs

Jeff Williams, directivo de Apple, desvela el principal obstáculo para crear el primer iPhone

Steve Jobs decidió tras la presentación del terminal que se debían realizar cambios en la pantalla

MadridActualizado:

No cabe duda de que el primer iPhone tiene buena parte de la culpa del éxito del que goza Apple en la actualidad. Jeff Williams, el COO de la empresa, reveló hace cosa de dos años algunas curiosidades sobre el origen del primer teléfono de la firma de la manzana mordida. Como afirmó el directivo, en un principio, Steve Jobs pretendía que la pantalla del terminal estuviese hecha de plástico en lugar de cristal.

«El iPhone original fue diseñado con plástico duro en su parte frontal, que era como hacíamos nuestros iPod por aquel entonces, que tenían esas pequeñas pantallas», reconocía Williams en un vídeo de una conferencia de prensa que ha sido recuperado ahora por «The Loop». Sin embargo, tan solo un día después de que se presentase el terminal al mundo, el 7 de enero de 2007, Steve Jobs llamó al COO de la empresa con el objetivo de realizar cambios en la pantalla.

«(Jobs) me dijo: "Todo es genial, excepto un problema. He estado llevándolo conmigo y se me ha rayado en el bolsillo. No sé si son mis llaves o qué será, pero ya sabes que tiene una gran y hermosa pantalla en todo el dispositivo, eso es de lo que va el iPhone, pero necesitamos cristal», recordaba el directivo de Apple en el vídeo.

Ante esta solicitud, Williams no tenía del todo claro qué responder. Consideraba que el dispositivo no estaba capacitado para funcionar con solvencia si se le añadía una pantalla de cristal en lugar de plástico. La tecnología, según pensaba, no había avanzado lo suficiente. Sien embargo, Steve Jobs estaba convencido de que su empresa estaba capacitada para ello: «Cuando se venda en junio, va a ser de cristal».

El departamento de I+D de Apple tuvo que trabajar a contrarreloj para que el móvil pudiese salir a tiempo al mercado. Pero el trabajo no fue en balde, ya que consiguieron su objetivo y, finalmente, el primer iPhone puede estar en los estantes de las tiendas de todo el mundo en la fecha acordada, junio de 2007.