Jony Ive
Jony Ive

Jony Ive, el hombre que dio forma al iPhone, abandonó Apple por la falta de interés de Tim Cook en el diseño

Según The Wall Street Journal, la falta de sintonía entre el consejero delegado de la empresa y Ive fue uno de los principales motivantes de que el británico saliese de la empresa

Actualizado:

La bomba estalló la semana pasada dejando patidifusos a todos los amantes de la firma de la manzana mordida. Jony Ive, jefe de diseño de Apple, así como una de las figuras más relevantes dentro de la empresa de Cupertino, dejaba la compañía con el objetivo de impulsar su propio firma, llamada LoveFrom. Ahora, según afirman medios como The Wall Street Journal, hemos podido saber que quien fuera el encargado de dar forma a los productos de la compañía durante tres décadas podría haber presentado su dimisión debido a la supuesta falta de interés de Tim Cook, CEO de la empresa, en las labores de diseño.

El medio estadounidense destaca en su artículo que Ive habría ido sintiéndose cada vez más desmotivado desde la llegada de Cook al cargo en el año 2011. El jefe de diseño habría tenido problemas a la hora de adaptarse a los cambios realizados en la empresa por el nuevo consejero delegado, con quien nunca habría llegado a conectar tan bien como con su predecesor, Steve Jobs, con quien mantenía una relación profesional más que estrecha.

No ha pasado mucho tiempo antes de que Cook haya salido al paso de estas informaciones. A través de un correo electrónico dirigido al periodista estadounidense Dylan Byers, el directivo ha calificado lo publicado respecto a su falta de interés en el diseño de los productos de Apple de «absurdo». A su vez, Cook destaca que lo publicado muestra «falta de entendimiento sobre como trabajan los equipos de diseño y Apple».

Cansancio

Si atendemos a lo publicado en el medio estadounidense, la supuesta falta de interés de Cook habría acabado provocando que la fractura entre la firma de Cupertino y su jefe de diseño resultase cada vez más evidente. Sin embargo, este no habría sido el único detonante. Según sostiene el medio Bloomberg, Ive comenzó a meditar su salida de la empresa en el año 2015, tras acabar «profundamente cansado» una vez terminó de diseñar el ambicioso Apple Watch. Un proyecto que se convirtió en el más difícil y ambicioso en la carrera del británico.

A este respecto, una persona cercana a Apple afirmó al medio anteriormente citado, que una larga carrera en la empresa californiana acaba desgastando notablemente: «(Jony Ive) lleva en la empresa más de 25 años y es un trabajo agotador. Han sido 25 años extremadamente tensos para él en Apple y hay un momento para que todos disminuyan la velocidad».

Ese mismo año 2015, Ive fue nombrado Chieff Design Officer de la empresa. A partir de entonces, comenzó a pasar cada vez menos tiempo en las oficinas de Cupertino, a donde acudía tan solo un par de veces a la semana. Prefería trabajar solo en San Francisco para ahorrarse el tiempo de viaje. Según fue pasando el tiempo, incluso comenzó a faltar a la presentación de los nuevos productos de la compañía.

A pesar de que su salida de la empresa es un hecho, se espera que siga realizando diseños para la misma a través de su propia firma: LiveFrom. Las dos compañías han rubricado un acuerdo que, de seguro, le reportará a Ive una importantísima suma económica. Como contrapartida, Apple podrá continuar contando con los diseños de uno de los principales culpables de que su marca se encuentre entre las más reconocidas dentro del mundo de la comunicación.