Captura de «Clash of Clans»
Captura de «Clash of Clans»

Los cibercriminales encuentran la forma de blanquear dinero con juegos móviles como «Clash of Clans»

Expertos en seguridad informática descubren un mercado negro para vender objetos virtuales de alguno de los juegos más populares

MADRIDActualizado:

La tecnología suele ir siempre por delante de las leyes. Por más que se impida, los ciberdelincuentes, conscientes de ello, encuentran la forma de acceder a un sistema por más oculto que esté. De los servicios y juegos móviles más exitosos del momento también se ha encontrado un negocio aparte: la oportunidad de blanquear dinero.

Por extraño que parezca, algunos de los videojuegos más famosos han empezado a ser una herramienta para lavar el dinero de acuerdo a una investigación de la firma alemana de seguridad informática Kromtech. Ladrones expertos en tecnología han empezado a utilizar juegos como «Clash of Clans», «Clash Royale» o «Marvel Contest of Champions» para blanquear dinero ilegal de tarjetas de crédito.

En el informe se pone de relieve que, hasta donde se ha podido saber, se han utilizado más de 20.000 tarjetas de crédito robadas en algunos de estos juegos en los dos últimos meses. El método, aparentemente, es bien sencillo y les permite a los cibercriminales comprar y revender a su antojo, además de eliminar en la medida de lo posible sus huellas digitales.

Para ello, se aprovechan de la naturaleza de este tipo de juegos «free to play». En estos servicios se puede intercambiar dinero real por monedas digitales u objetos virtuales que permiten a los usuarios adquirir habilidades o ventajas para mejorar su rendimiento en las partidas. Un modelo de negocio muy exitoso en los últimos años pero que, a su vez, ha permitido que este tipo de divisas virtuales puedan ser empleadas para lavar dinero.

Robada una tarjeta de crédito, los delincuentes pueden abrir una cuenta en alguno de estos videojuegos (algo obligatorio en muchas ocasiones) y, después de comprar estos objetos virtuales, comercializar las cuentas en servicios de venta como G2G o iGameSupply. Una maniobra que les permite ingresa el dinero fácilmente. «Si alguna vez has jugado a un juego gratuito, sabes que la mayoría de ellos requieren recursos de un tipo u otro, ya sean gemas, oro, "power-ups". Estos recursos son imprescindibles para avanzar. Reunirlos es un proceso lento que lleva a que debas jugar durante meses para subir de nivel», explica en un comunicado Bob Diachenko, responsable de comunicaciones y seguridad de Kromtech.

En su opinión, ahí se encuentra la gracia del asunto: «venden recursos a través de "Compras en la aplicación" para ayudar a otras personas a mejorar en el juego [...] La venta de estos objetos en mercados de terceros deja la puerta abierta a actividades ilícitas». «Estos recursos mantienen su valor incluso después de haber sido adquiridos, dado que en muchas ocasiones, una vez adquiridos, pueden canjearse. Pueden transferirse de una cuenta a otra. Por esta razón, esos recursos comprados y cuentas en niveles avanzados pueden revenderse, y es precisamente esta venta en mercados de terceros lo que mantiene la puerta abierta para una actividad ilegal», añade Diachenko, quien sostiene que esta práctica se debe a la falta de protección a la hora de verificar las compras en estas plataformas.