MWC 2014: Samsung Galaxy S5, un primer acercamiento
Mira la prueba con el Samsung Galaxy S5 - J.M.NIEVES
mwc 2014

MWC 2014: Samsung Galaxy S5, un primer acercamiento

Probamos durante unos minutos el nuevo buque insignia de la firma surcoreana, cuyas principales características vienen de una mejora del rendimiento, mejor cámara y la instalación de un lector de huellas dactilares

Actualizado:

Más ligero, más seguro y más potente. Así es a primera vista el nuevo «smartphone» buque insignia de Samsung, el Galaxy S5. El terminal ha continuado con el nombre establecido por la gama y, sin grandes cambios aparentes, las mejoras vienen de la cámara, el procesador y la incorporación del lector de huellas dactilares.

La quinta generación de los Galaxy incorpora un procesador de cuatro núcleos a 2,5 GHz (se habla que la firma surcoreana presentará en las próximas semanas una variante con un chip de ocho núcleos a 2,1 GHz de velocidad) y 2 GB de RAM. Pesa 145 gramos y la parte trasera está hecha del mismo material rugoso que el Galaxy Note 3, mucho más agradable al tacto. Su grosor es de apenas 8,1 milímetros. El terminal es resistente al agua y a la humedad (aunque no sumergible) y está disponible en cuatro colores. La batería es de 2.800 mAh, lo que permite hasta 21 horas de conversación.

Cuenta con una pantalla de 5,1 megapíxeles incluye una espectacular cámara de 16 megapíxeles Super Amoled, con una resolución de 1.920 x 1.080. La cámara frontal es de 2,1 megapixeles. La nueva cámara se maneja con un menú y una interfaz mejoradas y especialmente concebidas para que compartir las imágenes sea más sencillo que nunca. El autofocus, que reacciona en apenas 0,3 segundos, es el más rápido del mercado.

En cuanto a seguridad, el terminal incorpora un lector de huellas digitales que sirve. O solo para desbloquearlo, sino también como medio de autenticación para el pago en cualquier establecimiento. El teléfono cuenta también con un método de seguridad (Ultra Power Saving Mode), que al activarse deja la pantalla en blanco y negro y desconecta inmediatamente todas las aplicaciones y características no esenciales para limitar el consumo y prolongar la vida de la batería. En este modo, se puede usar el teléfono durante Casi doce horas con apenas un 35% de batería.