MWC 2014

MWC 2014: Así es el nuevo «smartphone» Samsung Galaxy S5

El terminal de la surcoreana mejora la cámara, el rendimiento de la batería y añade un lector de huellas dactilares para, entre otras cosas, desbloquear el dispositivo y hacer pagos «online»

Actualizado:

Más de cuatro mil personas, entre ellos, 3.000 periodistas, acudieron este lunes al Centro de Convenciones Internacional de Barcelona para presenciar, a las ocho de la tarde y fuera del recinto donde se celebra el Mobile World Congress de Barcelona, una de las presentaciones más importantes y esperadas de la feria: el Unpacked de Samsung, en el que el gigante surcoreano desveló sus nuevos productos. [ Así te hemos narrado la presentación]

Desde hace meses, los rumores en internet sobre las características y prestaciones del nuevo Galaxy S5 no han dejado de sucederse. Como siempre, algunos de esos rumores han resultado ser ciertos, mientras que otros se perderán para siempre en el olvido. Para despejar las dudas, JK Shin, presidente de la división de móviles de la compañía, subió al escenario para afirmar que el nuevo terminal «reúne todas las prestaciones que importan a los usuarios».

La quinta generación de los Galaxy incorpora un procesador de cuatro núcleos a 2,5 GHz y 2 GB de memoria RAM. En cuanto a sus exterior, pesa 145 gramos y la parte trasera está hecha del mismo material rugoso que el Galaxy Note 3, mucho más agradable al tacto. Su grosor es de apenas 8,1 milímetros. Entre otras de las características que han incorporado al terminal es que resistente al agua y a la humedad (aunque no sumergible) y está disponible en cuatro colores (azul, rosa, violeta y blanco). La batería es de 2.800 mAh, lo que permite hasta 21 horas de conversación y 10 horas de navegación.

Cuenta con una pantalla de 5,1 megapíxeles, el nuevo buque insignia incluye una espectacular cámara de 16 megapíxeles Super Amoled, con una resolución de 1.920 x 1.080. La cámara frontal es de 2,1 megapixeles. Esta nueva cámara se maneja con un menú y una interfaz mejoradas y especialmente concebidas para que compartir las imágenes sea más sencillo que nunca. El autofocus, que reacciona en apenas 0,3 segundos, es el más rápido del mercado.

En cuanto a seguridad, el terminal incorpora un lector de huellas digitales que sirve no solo para desbloquearlo, sino también como medio de autenticación para el pago en cualquier establecimiento, una característica que ya incorporó el iPhone 5S. El teléfono cuenta también con un método de seguridad (Ultra Power Saving Mode) que al activarse deja la pantalla en blanco y negro y desconecta inmediatamente todas las aplicaciones y características no esenciales para limitar el consumo y prolongar la vida de la batería. En este modo, se puede usar el teléfono durante casi doce horas con apenas un 35% de batería.

El nuevo Samsung Galaxy S5 llega acompañado por varios accesorios, entre ellos la segunda versión del «smartwatch» Gear y la pulsera Galaxy Fit, que sirve para monitorizar el rendimiento del usuario. El nuevo «smartphone» estará disponible a partir del mes de abril.