El «supermóvil» Ubuntu Edge, ¿un fracaso de récord?

El «supermóvil» Ubuntu Edge, ¿un fracaso de récord?

La compañía Canonical no consigue recaudar los 32 millones de dólares a través de «crowdfunding» para la fabricación de un terminal que daría un salto cualitativo en el mercado

Actualizado:

La empresa Canonical no ha podido reunir los 32 millones de dólares para poder desarrollar los móviles Ubuntu Edge después de finalizar sin éxito el plazo para obtener financiación en una campaña de «crowdfunding». Este miércoles ha finalizado el plazo registrando algo más de 12 millones de dólares.

Pese a todo, la campaña ha roto récords tras alcanzar la cifra más alta conseguida mediante este método de financiación en masa. Estos 12.809.906 millones han hecho que sea la campaña de esta naturaleza con la mayor cantidad de dinero recaudada en la historia.

«Cuando comenzamos esta campaña hace tres semanas, esperábamos que tuviese resonancia en nuestra comunidad. Así que romper el récord mundial de una campaña de 'crowdfunding' es absolutamente increíble. Nos pareció que la innovación había disminuido considerablemente en la industria móvil, así que quería hacer frente a esto», explicaba la semana pasada Jane Silber, directora ejecutiva de Canonical.

Pese a todo, esta campaña ha servido de propaganda para la dar a conocer su sistema operativo móvil, que pretende rivalizar con iOS y Android. La compañía pretendendía recaudar capital suficiente para invertir en la construcción de un «supermóvil» con 4 Gb de memoria RAM y 128 Gb de memoria interna.

Este móvil, cuyo precio de venta al público se establecía en 695 dólares, estaba diseñado para disponer de una pantalla HD de 4,5 pulgadas 1.280 x 720 con «puro cristal de zafiro» en vez de vidrio, con cámaras de 8 megapíxeles y 2 megapíxeles y con el sistema operativo móvil de Ubuntu. Desde el primer día de campaña, el Ubuntu Edge rompió récords al recaudar 3,5 millones de dólares en menos de 24 horas. Después de esto el ritmo de contribuciones disminuyó.

Este hecho no ha roto las esperanzas de la compañía de sacar adelante este ambicioso proyecto. El fundador de Canonical, Mark Shuttleworth, ha señalado en declaraciones a «The Guardian», que el fracaso no es el fin del sueño. «Es un récord por ser la mayor cantidad de dinero recaudado, pero también por su mayor perdida en una campaña de crowdfunding», dijo. Shuttleworth ha insistido en que pese al fracaso en su financión, los fabricantes de teléfonos se han mostrado «interesados» en la construcción de terminales con este sistema operativo.