Detalle del HomePod de Apple que llega este viernes
Detalle del HomePod de Apple que llega este viernes - APPLE
LANZAMIENTOS

HomePod, el altavoz inteligente de Apple, llega a España para «reinventar la forma de escuchar música»

El dispositivo, rival de Amazon Echo y Google Home, permite utilizarse como altavoz para reproducir canciones pero como centro neurálgico para conectar otros productos inteligentes para que la voz sea el medio para controlarlos

MADRIDActualizado:

La larga espera ha terminado. Casi un año y medio después de que fuera anunciado, el 5 de junio de 2017, HomePod, el altavoz inteligente de Apple, llega por fin a España. En ese tiempo, otros dispositivos similares de otras firmas ya han aterrizado en nuestro país, a caballo de los asistentes digitales de Google, Amazon o Samsung, entre otros. Algo parecido sucedió con los «smartwatches», un segmento en el que, igual que ahora, otros se habían adelantado al Apple Watch. Sin embargo, hoy por hoy el reloj inteligente de Apple es, con mucho, el más vendido del planeta. ¿Se repetirá la historia con este nuevo dispositivo? Difícil viendo cómo está el panorama: Amazon golea a sus rivales en el mercado.

Para empezar, y aunque el Home Pod puede responder preguntas y llevar a cabo acciones a través de Siri, el asistente virtual de la compañía, el dispositivo está claramente orientado a la música. Y en cuanto a calidad de sonido se refiere, resulta muy superior a toda su competencia. Ya lo dijo Tim Cook hace más de un año, durante su presentación: «Home Pod llega para reinventar la música en casa, igual que el iPod reinventó la música en nuestros bolsillos».

Se trata de un dispositivo cilíndrico, de 17,2 centímetros de alto, 14,2 centímetros de ancho y un peso de 2,5 kigramos. Incorpora siete altavoces direccionales de agudos (cada uno con su propio amplificador) y un subwafer con amplificador especialmente dedicado para enriquecer los bajos. Todos ellos controlados por el procesador A8, el mismo que llevaba el iPhone 6 y que en el HomePod se encarga de que todos los componentes funcionen con la máxima eficacia, al mismo tiempo que cancela ruidos, ecos, y hace posible que los micrófonos puedan escuchar y entender nuestra voz incluso cuando la música suena muy alta.

Lo que puede hacer

Nada más encenderlo, el dispositivo es capaz de detectar automáticamente las características del espacio que le rodea y modelar así en consecuencia el sonido, para proporcionar una experiencia más inmersiva. De hecho, se puede instalar donde se quiera, ya sea junto a una pared o en el centro de una habitción, sobre una estantería elevada o en una esquina en el suelo. En todos los casos, sus sensores estudiarán el volumen de espacio disponible y configurarán la mejor experiencia de sonido posible.

El HomePod, que se venderá en blanco o gris espacial, integra, además, seis micrófonos, a través de los cuales el usuario podrá pedirle a Siri que ponga música o que lleve a cabo alguna de las tareas de las que es capaz, como leer noticias, decirnos el tiempo, enviar mensajes, hacer llamadas, configurar alarmas, traducir, convertir medidas, recordar o programar nuestra agenda... Home Pod detectará y comprenderá lo que decimos incluso si hay mucho ruido y estamos al otro extremo de la habitación.

Si tenemos dos altavoces en lugar de uno, Apple ofrece, además, la posibilidad de parearlos de forma que suenen en estéreo, incrementando aún más la calidad de la reproducción. Igual que otros altavoces inteligentes, el Home Pod se activa con la voz. El comando clave, «oye Siri», es el mismo que se utiliza en los iPhones o los iPads de la compañía. Hasta que no pronunciemos esas palabras, el altavoz no empezará a escuchar lo que decimos.

Para configurar por primera vez un HomePod, bastará con acercarlo a un iPhone o un iPad para que en pantalla aparezcan unas sencillas instrucciones: tendremos que especificar la habitación en la que estamos (salón, dormitorio, despacho, cocina...) y decirle si queremos, o no, que nos vaya dando las notificaciones que recibimos en el teléfono. Una decisión importante y que habrá que pensarse muy bien...

Una vez configurado, sus posibilidades son enormes. El altavoz podrá decirnos el tiempo que hace, o poner la música que le indiquemos. Para ello no hay más que hablarle de la misma forma en que le hablaríamos a otra persona: «Pon algo de los ochenta«, o «quiero escuchar lo último de Madonna». Cuando suena una canción, podemos pedirle, entre otras cosas, que la identifique, que suba o baje el volumen o que pase a la siguiente.

Por supuesto, no todo es música. HomePod también puede controlar todos los dispositivos inteligentes que tengamos instalados en el hogar, desde bombillas a sistemas de climatización o electrodomésticos. Y gracias a los atajos de Siri podríamos, por ejemplo, con solo decirle «buenos días», conseguir que se encendieran las luces de la cocina, que se ponga en marcha la cafetera y que arranque el ventilador. Todo con una única frase. Las posibilidades de los «atajos» son enormes.

También es posible contestar el teléfono y mantener una conversación al mismo tiempo que estamos haciendo otra cosa. Si suena una llamada y no tenemos el móvil a mano, podemos preguntar en voz alta «quién está llamando» o «quién es» para que Siri nos conteste a través del altavoz. Una vez identificado nuestro interlocutor, podremos decirle al altavoz si queremos o no contestar la llamada.

Al estar conectado con nuestra cuenta de iCloud, también podremos preguntarle al Home Pod dónde exactamente se encuentra el telefono, o el iPad. El altavoz los hará sonar para que los localicemos rápidamente. Si tenemos varios dispositivos en distintas habitaciones de la casa, podremos hacer que en todos suene la misma música o que cada uno reproduzca una diferente. Toda la configuración y uso del altavoz, o de los altavoces si tenemos más de uno, se lleva a cabo directamente desde la aplicación «Casa», que viene preinstalada en los iPhones e iPads. El precio es de 349 euros.