GH expulsa de la casa a CNN+

Prisa, ya en manos de Liberty, echa el cierre a su canal de noticias, que ahora emitirá 24 horas al día «Gran Hermano»

MADRID Actualizado:

En unas horas CNN+ será historia. Mercedes Milá habrá ocupado el puesto de Antonio San José y Jordi González, el de Iñaki Gabilondo, y de lo único que se informará en directo, las 24 horas del día, será de la casa de «Gran Hermano». Y es que las alianzas empresariales de Prisa han acabado con la cadena global de noticias, entre la espada de unas pérdidas acumuladas de 40 millones de euros y la pared de un nuevo dueño, Telecinco, con una idea muy distinta de entender los contenidos televisivos y los límites del entretenimiento.

Terminan así once años de una emisora que nació fruto de un acuerdo con el gigante americano CNN (propiedad de Ted Turner), comenzó vía satélite y desde 2008 se incluía en la oferta de TDT, con una audiencia media esta temporada del 0,6 por ciento de «share». Prisa reconoce ahora, ejecutado el cierre de CNN+, que desde el primer momento fue deficitaria y las proyecciones más favorables calculaban pérdidas durante los próximos tres años para el canal.

Sin Cuatro ni Digital+

No son pocas las voces en el sector que recuerdan las palabras del consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, hace apenas un año, cuando para promocionar su libro «El pianista en el burdel» aseguraba que «si empeoran los medios, empeora la democracia». Desde Prisa se alega que «con un sistema tan costoso como la TDT y con un modelo tan irracional como el desplegado en España», no era ésta la vía idónea para desarrollar un canal de noticias. Pero en el fondo está la grave situación económica de la compañía, con una deuda acumulada que ronda los cuatro mil millones de euros, el acuerdo de venta al fondo americano Liberty y la entrega del negocio televisivo a Silvio Berlusconi a través de Mediaset-Telecinco. De hecho, CNN+ desaparece, pero con ella también se van otros proyectos audiovisuales como Cuatro y Digital+. El primero, en manos de Telecinco -que no dudará en cambiar su filosofía de programación de arriba a abajo- y el segundo, repartido con Telefónica y también Telecinco, como primer paso para una más que posible retirada total de la gestión de la plataforma de TV digital.

Precisamente este martes se ha completado el proceso de compra por parte de Telecinco: la cadena privada pasa a controlar los cuatro canales hasta ahora en manos de Sogecable (CNN+ era uno de ellos), que se suman a Telecinco, LaSiete, Factoría de Ficción y Boing. No obstante, según ha podido saber ABC de fuentes de toda solvencia, Prisa se quedaría con la explotación de un canal en TDT, de emisión codificada, para mantener Canal + Dos y comercializar así el fútbol de pago.

El Grupo Prisa ingresó 976 millones de euros tras la venta de un 44% de Digital+ (un 22 por ciento para Telefónica y Telecinco, respectivamente) y ha cambiado Cuatro por una participación del 17,3% en Telecinco valorada en 590 millones. Los mencionados 976 millones de la venta de Digital+ se han dedicado principalmente a cancelar un préstamo subordinado de Prisa Televisión de 228 millones y otro préstamo sindicado de 638 millones.

En suma, «Gran Hermano» ha echado de la casa nada menos que a CNN+ y todo lo que representaba en España. «La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza», advertía proféticamente George Orwell en su novela «1984», origen intelectual del polémico «reality» televisivo. Y, visto lo visto, no queda más que decir.