Fotografía publicada en la cuenta de Elon Musk
Fotografía publicada en la cuenta de Elon Musk - Twitter
Niños cueva Tailandia

Tachan a Elon Musk de oportunista en el suceso de los niños atrapados en Tailandia: «Su idea no era práctica»

Uno de los responsables del rescate afirma a la BBC que la cápsula del multimillonario no se utilizó porque «no encajaba» con la misión

MadridActualizado:

Todo aquel que siguiera al multimillonario excéntrico dueño de Tesla y Space X, Elon Musk, sabrá que ha estado narrando cada capítulo de sus intentos por ayudar en el rescate de los doce niños atrapados en la cueva de Tailandia que ya han sido rescatados. En cuanto la noticia saltó a los medios, Muskpregonó que se encontraba desarrollando un prototipo de cápsula «infantil» en el que los menores podrían llegar hasta la salida de cueva de forma totalmente segura. Un sistema que no utilizaron desde el equipo de rescate, quien este martes conseguía el final feliz de la historia.

Sin embargo, muchos se preguntaron por qué no se utilizó el prototipo que el propio Musk llevó personalmente a la cueva de Tailandia. La BBC preguntó a Narongsak Osatanakorn, uno de los responsables de la operación, sobre el tema, quien contestó: «El equipo que nos proporcionaron para ayudarnos no es práctico para nuestra misión». Osatanakorn continuó afirmando que, «a pesar de que su equipo es tecnológicamente sofisticado, no encaja con nuestra misión de ir a la cueva».

De hecho, muchos criticaron a Musk, tachándole de oportunista. «Con el debido respeto al Sr. Musk, no estoy seguro de que él o sus ingenieros tengan un buen manejo de lo que se está tratando en esta situación particular», ha señalado al respecto Anmar Mirza, de la Comisión Nacional de Rescate de Cuevas de la Sociedad Nacional de Espeleología a Slate.

Musk, quien ya ha manifestado anteriormente su aversión a los medios de comunicación, ha contestado también vía Twitter al reportaje de la BBC, criticando que sus fuentes están equivocadas y que publicando los pantallazos de varios correos electrónicos cruzados con Richard Stanton, colíder del equipo de rescate.

En estos emails se puede ver cómo Stanton le pide que continuase trabajando en el prototipo, para el que Musk también diseñó un vídeo (que, por supuesto, hizo público a través de sus redes sociales) rodado en una piscina de Estados Unidos para que la sociedad fuese testigo de sus avances. Los correos, fechados el día 8 de julio (cuando se consiguió salvar a los primeros niños), solo hablan de que la maquinaría «podría ser usada», aunque finalmente el equipo de operaciones ha desestimado la ayuda del ingeniero de Tesla.