ABC

Moda

La polémica de los zapatos sin calcetines, ¿sí o no?

Llevar los tobillos al descubierto en cualquier ocasión ha pasado de ser tendencia a debate estilístico

Los tobillos al aire, más que una tendencia - Instagram
ActualizadoMaría AguirreMaría Aguirre ColaboradorSeguirLeer despuésCompartir
Enviar noticia por correo electrónico

En estas líneas vamos a entrar en terreno pantanoso. Mejor advertir de entrada para evitar herir sensibilidades ante posibles accidentes (estilísticos). Quién nos lo iba a decir hace relativamente poco que los calcetines fueran motivo principal de debate encendido en lo que respecta a la moda callejera, pero la realidad es que lo son. Y está muy bien, porque hay pocas prendas menos democráticas que los calcetines, ¿verdad?

Desde las pasarelas se viven este tipo de conflictos desde otra posición, ya que suelen ser ellas las generadoras de los mismos que a través de las marcas 'low cost', las celebrities y la prensa especializada trasladan esas tendencias a la calle. Pero, si nos ceñimos a lo que ocurre en el estilo urbano, es evidente que los calcetines no dejan indiferente a casi nadie entre el público masculino.

El calcetín, a debate

Podríamos decir que tienen un enorme público que los adoran hasta el punto de apuntarse con fervor a la moda de llevarlos altos y estampados, incluso con bermudas y zapatillas, dándoles una cuota de protagonismo enorme en los looks, mientras otros tantos prefieren mantenerse fieles a esa tendencia que poco a poco se ha ido quedando atrás que provocó la desaparición del calcetín, al menos en su versión más visible, dando lugar a los archiconocidos ‘pinkies’, ese tipo de calcetín extremadamente corto con el que sea la particularidad de que la relación entre la gente que lo usa y su comodidad es inversamente proporcional. En la zona intermedia del debate, de aguas templadas tirando a frías, se mantiene un grupo de hombres que es muy pequeño o muy silencioso, fiel al calcetín clásico, liso, ya sea con deportivas o con zapatos.

Los 'pinkies' se han vuelto imprescindibles
Los 'pinkies' se han vuelto imprescindibles - Instagram

En este texto vamos a simplificar la corrientes de opinión en dos, incluyendo a ese grupo intermedio en los partidarios de lucir calcetines, para intentar zanjar la enrocada polémica sobre si llevar o no calcetines con los zapatos. Ojo, exclusivamente con los zapatos; es decir, en looks formales.

La polémica, como casi siempre en estos casos, tiene como solución el consenso; o lo que es lo mismo, el término medio. Como cada vez que entramos en terrenos peligrosos del mundo de la moda, legitimamos e incluso veneramos la libertad de cada individuo para vestir como plazca, limitándonos a explicar y argumentar las cuestiones desde un punto de vista estilístico, de buen o mal gusto, y práctico, pero con un matiz fundamental antes de entrar de lleno en la cuestión del sí o del no a los calcetines con zapatos: nos vamos a referir a un tema estrictamente visual, incluyendo en el mismo saco a los looks sin calcetines y a los que llevan ‘pinkies’.

Partiendo de esta base, se hace indispensable comenzar explicando la necesidad de llevar una capa intermedia entre zapato y pie si el material en el que está realizado no es transpirable y el diseño es cerrado, lo cual ocurre en la mayoría de lo casos de zapatos de hombre, exceptuando modelos como los mules, de los que Gucci es la gran abanderada. De lo contrario, la sudoración está asegurada y con ello malos olores y heridas como las ampollas y rozaduras.

Estos dos motivos acumulan suficiente peso como para que se nos quite de la cabeza llevar zapatos sin calcetines, si bien podemos hacer una excepción con los mocasines y sus primos hermanos, los náuticos y los drivers, en verano, que quizá serían los únicos zapatos cerrados que se lucen de forma más habitual sin calcetines, ni siquiera ‘pinkies’, el gran aliado del grupo de hombres que prefieren llevar los tobillos al aire hasta en invierno.

Es importante que, si optas por no llevarlos, los ‘pinkies’ sean de calidad, por lo que debes invertir en modelos que estén fabricados en algodón en la medida de lo posible. No es ninguna tontería porque, como a buen seguro te habrá ocurrido, hay pocas cosas más tortuosas que unos calcetines de este estilo de poca calidad.

Los calcetines de colores han visto peligrar su reinado
Los calcetines de colores han visto peligrar su reinado - Instagram

Además, no es apto cualquier zapato para llevarlo de esta guisa. Lo fundamental en este caso es su composición interior: cuanto más rigidez en el material o menos transpirabilidad -que suele estar relacionado con la presencia de piel en abundancia-, más riesgo de sufrir sudoración y heridas tendrás. De ahí, que los zapatos que mejor le van a los outfits sin calcetines a la vista sean los ya citados mocasines (y drivers y náuticos) de verano, que suelen ser mucho más flexibles, ligeros y frescos que el zapato clásico que todos tenemos en mente.

Practicidad ante todo

Esta relación tiene, a su vez, cierta lógica también desde el punto de vista práctico, ya que no parece muy razonable vestir con pantalones de largo corto y zapatos sin calcetines en los meses fríos mientras llevamos al mismo tiempo abrigo grueso y complementos de invierno. Mucho sentido no tiene porque, al fin y al cabo, estarás dejando una parte de tu cuerpo sin protección contra el frío.

Lo que, tampoco parece razonable a todas luces, es lucir sin calcetines looks que incluyan pantalones cuyo largo cubra los tobillos, tendencia que está tardando en volver a las calles pero que ya hemos venido observando en la mayoría de desfiles masculinos de moda prêt-à-porter últimamente.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, como casi todo en la moda, se trata de aplicar el sentido común, ya que la moda callejera está pensada para ser utilizada durante muchas horas. No es lo mismo un estilismo para pasar un día de domingo por la ciudad o una jornada de trabajo de 8 horas que otro pensado para pasar un rato en una fiesta. Por eso, la practicidad tiene que tener mayor importancia, y ya hemos argumentado con razones irrebatibles que, en general, no tiene sentido, ni estético ni, sobre todo, funcional, llevar zapatos sin calcetines, siempre y cuando no estemos hablando de los pensados para la estación de calor, ya sean cerrados o abiertos.

Top Summum

  1. 1

    Patatas fritas de 60 euros, las más caras del mundo

  2. 2

    Montblanc StarWalker: un viaje espacial a través de la escritura

  3. 3

    Los astronómicos sueldos del clan Kardashian por cada post en Instagram

  4. 4

    Jeff Bezos y sus 5 consejos para ser rico

  5. 5

    ¿Cómo entrenar la piel para rejuvenecerla?

  6. 6

    Los cortes de pelo de hombre que más se piden

  7. 7

    La revolución Pilates: el método que puede cambiarte la vida

  8. 8

    La finca de lujo donde se casarán Sergio Ramos y Pilar Rubio

  9. 9

    BODA SERGIO RAMOS Y PILAR RUBIO: Sergio Ramos alquiló todos los coches clásicos de Sevilla para su boda

  10. 10

    Diez técnicas de Alta cocina que te van a sorprender

  1. 1

    Barba hipster, ¿ha muerto la tendencia?

  2. 2

    El lujo se refugia en Tenerife, un destino para disfrutar de lo auténtico

  3. 3

    Siete restaurantes de lujo para comer sushi en Madrid

  4. 4

    Reproductores de música para oídos muy exquisitos

  5. 5

    ¿Cómo entrenar la piel para rejuvenecerla?

  6. 6

    Patatas fritas de 60 euros, las más caras del mundo

  7. 7

    Montblanc StarWalker: un viaje espacial a través de la escritura

  8. 8

    Los mejores coches de la historia de Le Mans, por décadas

  9. 9

    Cómo cuidar la barba en verano

  10. 10

    #Afterwork Summum: Planes para un ecuador de junio de lujo