inés baucells

Ni «peceras» ni moratoria para el cigarro

El Congreso tiene previsto tumbar las enmiendas del Senado que contradigan o suavicen el contenido de la ley Antitabaco

madrid Actualizado:

La alegría de los hosteleros por las enmiendas que se han aprobado en la Comisión de Sanidad del Senado sobre la Ley Antitabaco les va a durar, previsiblemente, muy poco. El Congreso tiene previsto tumbar todas las modificaciones introducidas en la Cámara Alta que contradigan o suavicen el contenido de la ley, según fuentes parlamentarias consultadas por ABC.

Así, la mayoría del Congreso (que es distinta a la del Senado, donde el grupo mayoritario es el PP) rechazará la enmienda que aplaza la entrada en vigor de la ley hasta julio. De esta forma se mantendrá lo previsto: el 2 de enero entrará en vigor la Ley Antitabaco, que prohíbe fumar en todos los espacios públicos cerrados, incluidos restaurantes y lugares de ocio. Tampoco se permitirá crear cubículos o "aliviaderos" en esos lugares de ocio, como propuso el PP como forma de dar un respiro económico a los hosteleros.

La Proposición de Ley volverá al Congreso de los Diputados este mes de diciembre, y saldrá definitivamente aprobada en el último Pleno del año, previsto para la semana de la Navidad. En Nochevieja, sin embargo, los que quieran podrán seguir fumando en restaurantes, bares y lugares de ocio, ya que la ley entrará en vigor, según lo aprobado en el Congreso y que se quiere mantener ahora, el 2 de enero.

Medidas aprobadas en la Cámara Baja

Si la ley sale adelante tal y como se aprobó en la Comisión de Sanidad de la Cámara Baja, desde el 2 de enero de 2011 estará prohibido fumar en todos los espacios públicos cerrados y en algunos abiertos como los parques infantiles, y los alrededores de hospitales y colegios. Sí se permitirá fumar en las zonas al aire libre de los campus universitarios.

Las únicas excepciones en lugares cerrados serán los centros penitenciarios, residencias de mayores y discapacitados y los psiquiátricos con estancias de media y larga duración, donde se podrá fumar sólo en salas especiales pero no en las zonas comunes.

Tampoco se permitirán las «peceras» para fumadores dentro de los bares y restaurantes y tampoco que el concepto de «club de fumadores» se convierta en un coladero.

Quedará prohibido emitir programas o imágenes en medios de comunicación en las que los presentadores, colaboradores o invitados «aparezcan fumando, mencionen o muestren» marcas, nombres comerciales, logotipos u otros signos identificativos o asociados al tabaco.

En cuanto a las máquinas expendedoras de tabaco, se podrán ubicar en kioscos de prensa, bares, restaurantes y tiendas de conveniencia de las gasolineras, en las mismas condiciones que con la ley actual.