Manel Esteller, director del programa de Epigenética y Biología del Cáncer de Idibell INÉS BAUCELLS

El test que predice en qué enfermos de cáncer funciona la inmunoterapia

Científicos españoles hallan una firma epigenética que anticipa la respuesta de los pacientes antes de someterles a tratamiento

MADRIDActualizado:

El tratamiento del cáncer tiene en la inmunoterapia una de sus bazas más prometedoras. Pero esta estrategia que se sirve de las defensas naturales del organismo para luchar contra los tumores aún no es perfecta. Melanoma y cáncer de pulmón son por ahora, los tumores donde la inmunoterapia parece más eficaz, aunque lo hace de forma desigual. Mientras algunos enfermos responden de forma espectacular, en otros la terapia no funciona en absoluto y no se sabe por qué ocurre. Ahora investigadores españoles, en colaboración con otros centros internacionales, han descubierto cómo predecir si el tratamiento funcionará.

El equipo de médicos y científicos liderado por Manel Esteller del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge, ha descubierto una firma epigenética que anticipa la respuesta de los pacientes con cáncer de pulmón. Este hallazgo permitirá seleccionar a los enfermos para no someterles a tratamientos agresivos innecesarios y muy costosos. La investigación, que ha financiado la Obra Social La Caixa, se ha publicado en la revista «The Lancet Respiratory Medicine».

El equipo de Esteller estudió centenares de tumores de pulmón de pacientes de quince hospitales europeos en Francia, España e Italia. Todos estaban en una fase avanzada de la enfermedad y estaban siendo tratados con nivolumab y pembrolizumab, dos de los medicamentos de inmunoterapia más utilizados en cáncer de pulmón.

Alteraciones epigenéticas

Rastrearon las alteraciones epigenéticas, las marcas bioquímicas que actúan como una suerte de interruptores de la electricidad, «encendiendo» y «apagando» miles de nuestros genes. Así hallaron Epimmune, una huella epigenética concreta en los pacientes que respondían muy bien a la quimioterapia en comparación con los que carecían de ella. «Esta firma se encuentra en un tercio de los cánceres de pulmón», advierte Esteller quien confía en que dos años el test pueda utilizarse en la práctica clínica.

El estudio de los enfermos se realizó analizando las muestras del tumor, procedentes de cirugías y biopsias. En el futuro, «imaginamos que podremos realizar este tipo de análisis con muestras más accesibles como los esputos en cáncer de pulmón o con una muestra de sangre del enfermo. Estamos en ello», detalló a ABC el director del programa de Epigenética y Biología del Cáncer de Idibell.

El trabajo es solo un primer paso de un proyecto más amplio. El siguiente paso de los científicos es extender este tipo de estudio a otros medicamentos de inmunoterapia, así como a otros tumores más allá del cáncer de pulmón. Se buscará su eficacia en el melanoma, el cáncer de piel más agresivo, en riñón y en el de vejiga, adelanta el investigador.

Ejército contra el cáncer

La inmunoterapia hoy se está probando con la mayoría de los tumores, con los de mama, riñón, colon, cerebral... De forma natural, nuestro sistema inmune lucha contra las infecciones y elimina virus y bacterias. Pero cuando aparece el cáncer no es capaz de destruir al invasor porque las células tumores han aprendido a esconderse de nuestras defensas.

Los medicamentos de inmunoterapia quitan el disfraz a la célula cancerosa para que los linfocitos -el Ejército del sistema inmune- pueda destruirlas. Esa es la teoría, aunque en la práctica solo el 30-40% de los pacientes responden al tratamiento.