El consumo de carne de perro en el país británico ha aumentado en los últimos años
El consumo de carne de perro en el país británico ha aumentado en los últimos años - Miguel Muñiz

Solicitan una ley que prohíba comer carne de perro en Reino Unido

Aunque no está permitido comprarla o venderla, sí es legal comerla cuando «humanamente» el animal muera

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Le ley de Reino Unido decreta la prohibición de comprar o vender carne de perro. Pero sí está permitido comerla cuando «humanamente» el perro muere.

Ha habido llamadas para que se ilegalice esta situación. Una de las voces para que se tome esta medida pertenece a la Doctora Lisa Cameron, diputada del «Partido Nacional Escocés» y presidenta del Grupo de asistencia para el asesoramiento parlamentario de perros en todos los partidos.

Aunque un portavoz de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, asegura que desean mantener la ley, ya que cuentan en el país con «algunos de los estándares más altos de bienestar animal en el mundo», Cameron aseguró al medio «Newsbeat» que su intención es hacer que se apruebe un nuevo decreto que prohiba comer carne de perro, agregando que «no cree que ningún grupo parlamentario se oponga a eso».

Sir Alan Duncan, un ministro del Foreign Office, respalda dicha prohibición añadiendo que Cameron está en lo cierto, y ratifica que el consumo de carne de perro ha aumentado, a pesar de la intención de algunas organizaciones de bienestar del país de ignorar esos datos de consumo.

Desde el medio se pusieron en contacto con algunas de estas organizaciones como «La World Dog Alliance» o «Humane Society International» y ambas se mostraron sorprendidas ante las insinuaciones de que ciudadanos británicos comían carne de perro, ya que según ellas «no existen evidencias que lo demuestren».

En otros países

Esta situación ocurre en otras partes del mundo en el que si está legalizado como Asia o incluso Suiza. Aunque las informaciones que llegan de otros países es que en la mayoría de las ocasiones, los perros son robados, maltratados y torturados antes de comérselos.

La propuesta de Cameron está basada en una ley que actualmente está funcionando en el Congrso de Estados Unidos, en la que se prohibe comer carne de perro. Se propuso debido al alto índice de extranjeros asiáticos que comían perros en Norteamérica. Ahora el gobierno estadounidense se encuentra preocupado por Reino Unido.

Otras organizaciones como «Humane Society International» llevan a cabo campañas para poner fin al comercio de carne de perro en países como Indonesia, China y Corea del Sur.