REUTERS

Así regula Europa el consumo de alcohol en menores

España aprobará un ley para la prevención del consumo de alcohol en menores. Pero, ¿cómo estamos respecto al resto de países europeos?

Actualizado:

El pasado día 30 de noviembre, la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, anunció en el Congreso la intención del Gobierno de aprobar una Ley para la Prevención del Consumo de Alcohol en menores.

En este sentido aseguró que dará «los pasos oportunos en la búsqueda de un consenso social, científico y político» para impulsar «una ley de prevención del consumo en los menores de edad».

La medida llega después del trágico desenlace de una niña de 12 años que murió en San Martín de la Vega (Madrid) por un coma etílico después de haberse tomado una botella de ron durante un botellón.

Pero al margen de los hechos que precipitaron la decisión, ¿qué postura toman el resto de países europeos frente al consumo de alcohol en jóvenes?

1234567
  1. Dinamarca

    Jaime García

    Es el país escandinavo más permisivo en lo que se refiere a la venta de alcohol. La ley diferencia entre vino y cerveza y las bebidas de más graduación. A partir de los 16 años, los jóvenes pueden comprar en las tiendas bebidas alcohólicas cuya graduación sea inferior a 16,5%. A partir de los 18 años pueden comprar y consumir cualquier tipo de bebida alcohólica.

  2. Suecia

    En Suecia, la venta de bebidas con más de un 3,5% de alcohol se realiza a través de las tiendas conocidas como Systembolaget, que son un monopolio del estado. Para comprar en un Systembolaget es necesario ser mayor de 20 años, aunque se puede beber alcohol desde los 18 en bares y restaurantes, pero el consumo debe realizarse en el local. Las tiendas estatales cierran los sábados a partir de las 3 de la tarde y no abren los domingos, por lo que hay que ser previsor si alguien desea organizar una fiesta el fin de semana en casa.

  3. Noruega

    Es un sistema parecido al sueco, con un monopolio estatal para la venta de alcohol en las tiendas llamadas Vinmonopolet que se encuentran en la mayoría de las ciudades y pueblos. Para comprar vino o cerveza, la edad legal es de 18 años, para bebidas de más graduación es necesario ser mayor de 20 años. Los «polet» cierran los sábados por la tarde y los domingos. En los supermercados se pueden adquirir cervezas y sidras de poca graduación.

  4. Finlandia

    ABC

    La venta de alcohol a menores de 18 años está prohibida. A partir de los 18, los jóvenes pueden comprar bebidas alcohólicas que contengan un máximo de 22 por ciento de alcohol. A partir de los 20 años se puede adquirir cualquier tipo de bebida alcohólica en los Alko (tiendas estatales).

  5. Grecia

    En Grecia la ley es muy severa y la realidad muy permisiva: se prohíbe la entrada y estancia en bares y demás locales nocturnos, así como el consumo de alcohol a los jóvenes menores de edad. Las únicas excepciones son si se trata de un evento privado o si está acompañados de sus padres o tutores.

    Los responsables de dichos locales son multados por vender bebidas alcohólicas a menores con cantidades que oscilan entre 500 a 1.000 euros y de repetirse, a una multa muy superior. Si se continua sirviendo bebidas a menores, se llega al cierre del local durante diez días y finalmente a la retirada de la licencia.

    Pero la realidad es muy diferente: la gran mayoría de bares y locales nocturnos, sobre todo en verano, hacen la vista gorda y no controlan la edad de sus clientes jóvenes. Y lo que es aun peor, sus clientes peligran al ser la calidad de sus bebidas alcohólicas dudosa en muchos casos. El ultimo escándalo ha sido el caso de una joven turista británica de veinte años que tras consumir bebidas alcoholicas de dudosa procedencia durante una fiesta en un local para gente joven de la isla de Zante este verano, perdió temporalmente la vista y tuvo un fallo renal, por lo que fue repatriada urgentemente al Reino Unido. Nadie sabe cuantos jóvenes menores de edad griegos acaban también en el hospital, porque ello no es noticia.

  6. Italia

    EDUARDO DE SAN BERNARDO

    Tiene la edad de inicio más baja de Europa. Desde 2007 la ley prohíbe la venta de alcohol a menores de 18 años, así como servirlo en las discotecas después de las dos de la madrugada. Anteriormente, la prohibición solo afectaba a los menores de 16 años. Sin embargo, la actitud general de la sociedad ha sido muy permisiva, hasta el punto de que muchos adultos tendían a iniciar pronto a sus propios hijos en el alcohol. De hecho, la edad del primer contacto es la más baja de Europa: entre los 11 y 15 años, informa Ángel Gómez.

  7. Alemania

    REUTERS

    Alemania lucha contra el consumo excesivo de alcohol -que afecta a más de 9,5 millones de ciudadanos- con iniciativas muy a pie de calle, como el programa «Kafka». La medida, cuyas siglas significa «Nada de alcohol para los niños», busca concienciar a los vendedores a través de los propios vecinos del daño que provoca vender alcohol a los menores. El sistema ha obtenido muy buenos resultados -el logo «Kafka» puede verse en gran cantidad de tiendas- ya que ha logrado implicar al vendedor.

    Comprar y consumir vino y cerveza está permitido a partir de los 16 años, mientras que para las bebidas alcohólicas de mayor graduación solo a partir de los 18 años.