Lectura del comunicado de la CRUE en el Congreso
Lectura del comunicado de la CRUE en el Congreso - j.g.

Los rectores piden una nueva ley que dote de recursos, autonomía y más reputación institucional a la Universidad

El presidente de la Crue Universidades Españolas, Roberto Fernández, ha leído un comunicado en el Congreso firmado por los principales agentes sociales

MADRIDActualizado:

Este miércoles en la sala Ernest Lluch del Congreso de los Diputados había pocos políticos. Se trataba de una día especial, ya que los sillones estaban ocupados por los rectores de las universidades españolas. El motivo: pedir una nueva Ley de Universidades.

«Solicitamos a todas las fuerzas parlamentarias nacionales que dediquen sus esfuerzos a promover y aprobar una nueva Ley Orgánica de Universidades. Debemos organizar mejor las relaciones entre la universidad, los poderes políticos y los agentes sociales y económicos, para conseguir más capacidad de transformación de la realidad y mayor reputación institucional», defendió el presidente de la Crue Universidades Españolas, Roberto Fernández este miércoles en el Congreso.

Fernández justificó la petición en la necesidad de profundizar «en una verdadera y efectiva autonomía universitaria que, con una adecuada financiación y la debida rendición de cuentas, posibilite una mayor flexibilidad de actuación a las universidades», defendió a través de la lectura de un comunicado impulsado por Crue, la Conferencia de Consejos Sociales de Universidades, y consensuado con la Cámara de Comercio de España, CSI-F, CEOE, CEPYME, CREUP, FeSP-UGT y FE CC.OO...

Fernández advirtió de que un proceso de reformas es esencial en la Universidad que incluya una gestión «inteligente y eficaz» de la glabalización «si no queremos convertirnos en un país marginal en el concierto internacional».

El presidente de la Crue volvió a insistir en la necesidad de que la ley se elabore con consenso parlamentario que «que dé lugar a un gran Pacto de Estado para seguir construyendo una universidad al servicio de la ciudadanía y que contribuya a fortalecer el desarrollo económico y social de nuestro país y su mayor influencia en la esfera internacional».

Críticas «pertinentes»

El acto contó con la presencia de la presidenta de la Cámara, Ana Pastor que recordó que era la primera vez que se leía un documento de este tipo en el Congreso. Pastor recordó que la Universidad ha sido objeto de críticas estos días, «algunas pertinentes», pero a la vez planteó que «si tenemos a los mejores arquitectos, tecnológos, médicos, ingenieros...me pregunto ¿de dónde hemos salido? De la Universidad española, que ha hecho posible el salto que hemos dado en nuestro país».

«Esta iniciativa se sustenta en la defensa de la educación como la mejor inversión para el futuro, en la capacidad de la Universidad para promover una sociedad formada, crítica y sustentada en valores éticos humanistas», defendió Pastor.

También participaron en el acto la portavoz de Educación del Partido Popular, Sandra Moneo, del PSOE, Luz Martínez Seijo, de Unidos Podemos, Javier Sánchez, de Ciudadanos, Marta Martín, o de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Joan Olòriz.

Tras finalizar la lectura del comunicado, Fernández habló con los periodistas y aseguró sentirse «optimista» respecto a la petición hecha a los parlamentarios. Sin embargo, advirtió de que «si sus señorías no creen que tienen que abrir un proceso para una nueva ley me dará la sensación que de no están escuchando a la ciudadanía».