Antonio Jimeno, presidente del sindicato catalán de profesores AMES
Antonio Jimeno, presidente del sindicato catalán de profesores AMES

«Propones más castellano y no se da porque lo tumba el claustro»

Docentes acusan al Govern de anteponer el chino al español

BARCELONAActualizado:

El nuevo modelo lingüístico con el que la Generalitat pretende dar respuesta a las necesidades del nuevo escenario educativo multicultural no es más que «una estrategia de márketing» para «ocultar el sistema monolingüe en catalán tan criticado incluso desde Europa» y de «seguir discriminando el castellano».

Así lo cree el profesor Antonio Jimeno, que también es presidente de AMES (Acción para la Mejora de la Enseñanza Secundaria).

El docente ve el nuevo plan de lenguas del Govern como una «ofensa», ya que, según denuncia, «prioriza lenguas como el chino, el árabe o el urdú en detrimento del castellano».

«Es indignante que después de años de lucha y con necesidades evidentes de mejora en el conocimiento del castellano, la Generalitat ponga el foco en el inglés y en las terceras y cuartas lenguas». Respecto a la posibilidad que el deparamento les brinda desde hace años de aumentar la presencia del castellano a través de los proyectos lingüísticos en entornos con carencias en español, Jimeno afirma que «es pura fachada».

«Cuando propones que se aumenten las horas de castellano, el claustro se opone y lo tumba. Ahora, con el nuevo cuerpo de inspectores está claro que aún será más complicado», asegura el profesor en declaraciones a este diario.