El Papa Francisco durante la misa de la vigilia pascual en la basílica de San Pedro
El Papa Francisco durante la misa de la vigilia pascual en la basílica de San Pedro - AFP

El Papa afirma que «con Cristo resucita la esperanza y creatividad para hacer frente a los problemas»

Bautizó a ocho adultos en la misa de la Pascua

Corresponsal en el Vaticano Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En la misa nocturna más solemne del año, el Papa Francisco ha asegurado este sábado que «Jesucristo resucitó, y con él resucita nuestra esperanza y creatividad para hacer frente a los problemas porque sabemos que no estamos solos». Como todos los años, la ceremonia dio comienzo a la luz de las velas hasta que la basílica de San Pedro estalló en luz con el anuncio de la Resurrección.

El Santo Padre invitó a contemplar el desconcierto de los discípulos después de la muerte de Jesús, «entumecidos y paralizados, sin saber a dónde ir». Es lo que sucede en nuestros días «al discípulo de hoy cuando cree que no se puede hacer nada para resolver tantas injusticias».

Como receta frente al pesimismo, el Papa presentó «el mayor anuncio que jamás se ha realizado en la historia: ‘No está aquí, ha resucitado’. La piedra que cerraba el sepulcro fue la primera en saltar y, a su manera, entonar un canto de alabanza, alegría y esperanza al que todos somos invitados a participar».

Francisco recordó que los ángeles anunciaron la resurrección en primer lugar a las mujeres que iban a perfumar su cuerpo en el sepulcro y que Jesucristo «nos espera, al igual que a las mujeres para hacernos participar en su obra salvadora».

Era una noche lluviosa y desapacible, pero dentro de la basílica de San Pedro, el clima, las luces, la música y la belleza del templo sugerían un anticipo de la gloria. En tono intimista, Francisco exhortó a los cristianos a «superar esa actitud pusilánime que tantas veces nos rodea e intenta sepultar todo tipo de esperanza».

Según el Papa, el triunfo de Jesús sobre la muerte «es una invitación a ustedes y a mí, una invitación a romper las rutinas y renovar nuestra vida». Y repitió, dirigido a cada persona, el anuncio de los ángeles: «No está aquí, ¡ha resucitado! Y te espera en Galilea. Te invita a volver al tiempo y el lugar del primer amor para decirte: no tengas miedo, sígueme».

Bautismo de adultos

Desde los primeros siglos del cristianismo, la misa de la Pascua incluye el bautismo de los adultos que se han ido preparando en los meses anteriores. Este año, el Papa bautizó, confirmó y dio la primera comunión a ocho adultos procedentes de Albania, Italia, Perú, Nigeria y Estados Unidos. El más joven era Cristian Kastriot, un albanés de 27 años, y la decana era Isabel, una peruana de 51 años de edad.

El bautismo de adultos en la noche de Pascua vuelve con fuerza en muchos países. En Estados Unidos, por ejemplo, las 85 diócesis -de un total de 200- que enviaron sus datos a la conferencia episcopal suman más de treinta mil entre bautizos de adultos y recepción de episcopalianos y evangélicos en la Iglesia católica.

La ceremonia comenzó a las 20.30 en la noche, para facilitar que las familias puedan regresar a casa a una hora prudente. Roma es una ciudad bastante segura en que casi no hay robos callejeros con violencia, pero en las grandes fiestas aumenta el temor a los atentados y se refuerzan mucho las medidas de seguridad.

Como todos los años, los católicos holandeses han regalado un extraordinario despliegue floral para adornar la plaza de San Pedro el Domingo de Pascua, la fiesta más importante del calendario cristiano.

Esta vez, colocar las 50.000 flores, incluidos un millar de ramos de orquídeas, ha sido un verdadero desafío, pues las gaviotas, que abundan cada vez más en la plaza de San Pedro, intentan desordenarlas, y para la medianoche del sábado se anunciaba un fuerte temporal.

A las diez horas de este domingo, el Papa celebrará la misa de la Pascua, y a las doce impartirá la bendición «Urbi et Orbi», a «la Ciudad y al mundo».