Óscar, el primer paciente español que porta un corazón artificial total
Óscar, el primer paciente español que porta un corazón artificial total - CUN

La medicina española logra «un reto muy importante» con la implantación del primer corazón totalmente artificial

Un paciente navarro es el primer español en someterse a esta operación pionera nuestro país

PamplonaActualizado:

Fueron necesarias más de ocho horas de intervención y la participación de un equipo médico multidisciplinar de la Clínica Universidad de Navarra, pero la Medicina española consiguió con éxito «un reto muy importante» al implantar por primera vez en nuestro país un corazón completamente artificial.

Hasta ahora, lo que se había implantado en los hospitales españoles eran Dispositivos de Asistencia Ventricular, es decir, unos aparatos sujetos al corazón que facilitaban el bombeo de la sangre en el ventrículo afectado, en una o en las dos. En ningún momento se sustraía el corazón. Lo que se ha hecho en esta ocasión ha sido seccionar el corazón e introducir dos ventrículos artificiales una vez eliminados los enfermos. «Cuando el corazón tiene cierta capacidad de contracción, utilizamos el dispositivo de asistencia ventricular. Cuando no funciona de ninguna forma, utilizamos el corazón artificial», ha explicado el director de cirugía cardíaca de la Clínica Universidad de Navarra, el doctor Gregorio Rábago.

El paciente es un vecino de Navarra que presentaba una cardiopatía dilatada, es decir, el corazón se dilataba en exceso y dejaba de funcionar, perdía la capacidad de bombear sangre. Estuvo alrededor de un año en lista de espera para un trasplante en el que tuvo que ser ingresado hasta en ocho ocasiones. Algunas de las estancias hospitalarias superaron el mes. Pero no llegaba el corazón adecuado mientras que el que tenía se iba deteriorando hasta el punto de que hubo que actuar de urgencia y optar por la implantación de un corazón artificial.

El tratamiento de esta persona ha podido ser posible gracias al trabajo conjunto de la Clínica Universidad de Navarra con el Complejo Hospitalario de Navarra, perteneciente al Servicio Navarro de Salud. Existe un equipo de los dos centros que trabajan conjuntamente para valorar y realizar el seguimiento de los pacientes de corazón ya que las intervenciones cardíacas se realizan en la Clínica Universidad de Navarra gracias a un convenio con el Gobierno de Navarra. El paciente implantado procedía del sistema público de salud y su intervención corre a cargo de dicho convenio entre las dos instituciones.

El corazón artificial implantado funciona con una consola exterior, un aparato de unos 7 kilos de peso pero que permiten al paciente llevar una vida prácticamente normal. Esta consola emite golpes de aire al corazón artificial que permite que la sangre salga bombeada y circule por el cuerpo del paciente. Este corazón artificial es un puentehasta que el paciente pueda recuperar la capacidad de admitir un trasplante y aparezca un corazón adecuado al enfermo.

Ésta es la primera operación de este tipo que se realiza en España, pero no en el mundo. De hecho, según ha explicado el doctor Rábago, en el mundo se han implantado unos 1.700 corazones artificiales «con resultados muy buenos y que han permitido vivir hasta cuatro años y medio» con el corazón artificial antes de ser trasplantados.

Respecto al hecho de que en España se haya tardado más tiempo que en otros países en practicar esta operación, el doctor Rábago ha explicado que se debe al buen programa de trasplantes que tiene el país. Pero la disminución de donantes debido a la bajada de fallecimientos en accidentes de tráfico y al envejecimiento de la población debido a que está aumentando la esperanza de vida, hace que esta técnica que se ha aplicado por primera vez en España, vaya a tener que ser empleada en más ocasiones en el futuro.