Discurso inaugural del cardenal Ricardo Blázquez ante la Asamblea Plenaria de los obispos
Discurso inaugural del cardenal Ricardo Blázquez ante la Asamblea Plenaria de los obispos - Ernesto Agudo

La Iglesia en España llevará los casos de abusos ante la Justicia civil

Incluirá esta medida en un «decreto general» que espera el visto bueno del Vaticano

MadridActualizado:

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñor Luis Argüello, saludó este jueves la nueva norma promulgada por el Papa para luchar contra los abusos sexuales. En un videocomunicado, el también obispo auxiliar de Valladolid subrayó que el motu proprio de Francisco «converge con el borrador de decreto general» en el que trabaja desde hace meses la comisión antiabusos de la Conferencia Episcopal.

Según ha podido saber ABC, ese decreto general, que espera el visto bueno de la Santa Sede, contempla que los casos de abusos «deban» ser informados por los obispos a la Justicia civil, tal y como ya establecen algunos protocolos en vigor, como los de la diócesis de Astorga y de Guadalajara.

Estas guías recuerdan que tras la modificación de la Ley del Menor en 2015, la notificación es «una obligación legal para todos los ciudadanos, especialmente para los profesionales que trabajan con menores de edad». Por ello, puntualizan que «deberá ser el Obispado quien notifique a los servicios especializados la información del caso de abuso a la institución de protección de menores y al Ministerio Fiscal», ya que la responsabilidad de denunciar corresponde al tutor legal en el caso de que la víctima sea un menor de edad.

Un mandato especial

El decreto general sobre el que trabaja la Conferencia Episcopal «recogerá» la normativa del motu proprio del Papa y «ampliará bastantes aspectos procedimentales», explicó este jueves el portavoz de los obispos. Entre esas adaptaciones a la realidad de la Iglesia en España, se encuentra precisamente la obligación de notificar las denuncias de pederastia a las autoridades civiles.

El pasado mes de abril, el Episcopado español solicitó a la Santa Sede «un mandato especial» para poder legislar en esta materia sobre las diócesis, los institutos religiosos y los colegios católicos, es decir, «sobre toda la Iglesia en España». Sin esa autorización, la Conferencia Episcopal no tiene ninguna competencia sobre las diócesis.

Los prelados han dado además el visto bueno a la creación de un directorio con «orientaciones precisas» para la prevención de abusos y el acompañamiento pastoral a las víctimas. Entre las medidas anunciadas también se encuentra la creación de «un comité especial» de protección de menores y personas vulnerables, «a fin de hacer todos los lugares eclesiales seguros para las personas». Este nuevo organismo funcionará dentro de la Conferencia Episcopal, según precisó monseñor Argüello.