La fiesta-mitin para recibir al barco abortista en Valencia quedó reducido a un breve acto simbólico

LUZ DERQUI | VALENCIA
Actualizado:

Los problemas de autorización y la disuasión policial han deslucido la fiesta-mitin abortista que se pretendía celebrar para recibir al barco de la ONG holandesa Woman on Waves en Valencia. Poco antes de las ocho de la noche finalizaba el acto, que se limitó a una concentración con escasa afluencia, sin que se hubieran registrado incidentes importantes, ya que la policía mantuvo alejado en todo momento a los grupos de Jóvenes Provida que intentaron contrarrestar el acto con gritos y pancartas a favor de la vida y en contra del aborto.

Horas antes, por la mañana, la Policía Local paralizó los camiones que se disponían a entrar en el recinto del Puerto de Valencia para llevar a cabo el montaje de la fiesta organizada con motivo de la llegada del barco abortista, ante la falta de permiso. El único momento de tensión ha coincidido con la entrada del barco al puerto de la Copa América, cuando una lancha remolcadora ha tratado de separar el velero holandés del muelle donde le esperaban decenas de mujeres con gritos a favor del aborto libre, aunque finalmente el velero de Woman on Waves permaneció amarrado a tierra durante casi las dos horas que duró el acto, excepto durante los minutos que se dedicó a navegar por el interior de la dársena. Una vez se dio por finalizada la concentración, se retiró hasta las instalaciones del puerto comercial, donde pasará la noche.

Con Pilar Bardem

«No podemos permitir que vengan a difundir la cultura de la muerte»

Los Jóvenes Provida aseguran que fueron a prestar ayuda psicológica y económica a las mujeres que quieren abortar. Además, señalan que no pueden permitir «que vengan a nuestro país a mofarse de nosotros» y «difundir la cultura de la muerte», según un representante de esta organización contraria al aborto. Estos jóvenes se concentraron desde una hora antes de la hora prevista para el acto y, salvo algún grupo aislado, sin salidas de tono.

.