El PSOE cree que la reforma de la ley de dependencia es un «ataque» contra los mayores
Una mujer cuida de su hermano dependiente en la provincia de Sevilla - EFE
SERVICIOS SOCIALES

El PSOE cree que la reforma de la ley de dependencia es un «ataque» contra los mayores

Los socialistas creen que la norma necesita «un tiempo para su consolidación» y que «está insuficientemente financiada»

EFE
MADRID Actualizado:

El Partido Socialista ha considerado hoy que los cambios planteados por el Gobierno en la asistencia por dependencia son un «auténtico ataque» contra los dependientes en general y, particularmente, contra los mayores, en lo que ha descrito como una situación «insoportable» para éstos.

«La ley de dependencia es joven, necesita todavía un tiempo para su consolidación definitiva; está insuficientemente financiada en este momento, el Gobierno lo que tiene que hacer es poner más recursos para poder financiarla, que no es demasiado costoso», ha declarado a la prensa la secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez.

Varios responsables socialistas se han reunido con el presidente de la Federación Española de Profesionales de Atención a la Dependencia, Luis Ángel López Menéndez, con motivo del Consejo Interterritorial de Servicios Sociales de esta tarde, que tratará los cambios en dependencia.

«No sé qué más pueden esperar las personas mayores por parte del Partido Popular», ha enfatizado Jiménez antes de la reunión, al asegurar que se les va a «subir el copago» en dependencia, después de haber sufrido ya el incremento del IRPF y tener que abonar una parte del precio de los medicamentos por vez primera.

En alusión a un borrador de real decreto que previsiblemente aprobará el próximo Consejo de Ministros, Jiménez ha asegurado que se van a incrementar las personas que tengan que pagar a través de este sistema y que la vivienda habitual «va a computar como patrimonio» para pagar la residencia.

Los mayores que tienen una pensión de alrededor de 400 euros, ha asegurado, «no están en condiciones de poner su vivienda para pagar su residencia, no están en condiciones de que se les aumente el copago para recibir una atención a domicilio y no están en condiciones para que se le aumente la cantidad para pagar cualquier servicio de dependencia».

Por ello, el PSOE se va a oponer a ese real decreto, pues hace recaer, de nuevo, sobre las personas más vulnerables, ha subrayado, «los ajustes y recortes» del Gobierno del PP.

Una reforma «enormemente perjudicial»

También ha querido denunciar que a los cuidadores familiares se les va a «rebajar» la cantidad económica que recibían hasta este momento por atender a sus parientes en casa, aparte de que se va a «retirar» la cuota de la Seguridad Social que hasta ahora se venía pagando, con efectos negativos para el reconocimiento de una pensión y de la tarjeta sanitaria.

Todo esto es «enormemente perjudicial» para las personas mayores, según los socialistas, que estarán atentos a lo que el Gobierno presente esta tarde a las comunidades y lo que pueda aprobar el Consejo de Ministros.

Ha asegurado Jiménez que el PSOE lleva varias reuniones con las asociaciones y los profesionales de la dependencia, los cuidadores, y los trabajadores sociales, que están «enormemente preocupados».

Ha insistido en que es muy importante mantener los derechos de dependencia por el gran beneficio social y también económico para el país, pues da empleo a miles de personas, que ha calculado en 250.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos.