Activistas cubanos protestan por la suspensión de la «Conga contra la homofobia» en La Habana
Activistas cubanos protestan por la suspensión de la «Conga contra la homofobia» en La Habana - REUTERS

Cuba censura la tradicional marcha gay

El régimen argumenta que la «Conga contra la Homofobia» podría ser utilizada por fuerzas extranjeras

LA HABANAActualizado:

Una directiva promulgada por el régimen de La Habana indicó la suspensión este año de la tradicional «Conga contra la homofobia y la transfobia» que organiza el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), institución gubernamental que dirige Mariela Castro Espín, hija del General y exmandatario cubano Raúl Castro.

El argumento del Partido Comunista para la prohibición de la Conga se sustentó en que la manifestación podía «ser usada por fuerzas extranjeras para su propia agenda», según explicaron las autoridades del Cenesex a los miembros del Comité Organizador de la duodécima edición de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia.

Un comunicado del Cenesex admitió que, cumpliendo «orientaciones» del Ministerio de Salud Pública, la Conga no se realizará este año debido a «determinadas circunstancias que no ayudan a su desarrollo exitoso, tanto en La Habana como en Camagüey, sin que ello implique no retomarla para el próximo año», ahondaba el comunicado oficial.

Poca independencia del Gobierno

Rafael Gordo Núñez, periodista del sitio web independiente Tremenda Nota, expresó que la prohibición de la Conga demostró, entre otras aristas, «la poca independencia que esa marcha tenía de las estructuras del Gobierno».

«Quienes han estado participando durante años en esta Conga manifiestan su apoyo incondicional al Gobierno de Cuba. Si ahora ese mismo Gobierno les niega la Conga, pero les recibe con banderitas de colores en la Plaza de la Revolución el 10 de mayo, pues es a quienes participan de esas actividades a quienes les corresponde su derecho a manifestarse en contra de la prohibición».

En coincidencia con la opinión de Gordo Núñez, activistas de organizaciones independientes pro derechos civiles, cuestionaron la incapacidad de la comunidad LGBTI para organizarse al margen de las instituciones oficiales y «salir a defender sus derechos al precio de cualquier sacrificio».

Manifestación alternativa

«No se puede esperar que el Gobierno respalde una causa LGBTI cuando no garantiza derechos mínimos como la libertad de expresión, asociación, prensa»; advirtió Gordo Núñez.

«El dolor de la comunidad LGBTI por la prohibición de la Conga, no es más ni menos fuerte que el dolor de quienes no pueden salir a exigir una Ley de Protección animal en Villa Clara»; dijo en referencia a que el régimen de La Habana también prohibió, recientemente, una marcha de los defensores del derecho a los animales en esta provincia del centro del país.

Activistas de la comunidad LGBTI han estado convocando una manifestación alternativa para el próximo sábado 11 de mayo, a las 4 de la tarde, en el céntrico Parque Central de La Habana. Según expresa la convocatoria, circulada en las redes sociales, se insta a «no dejarnos arrebatar el espacio. No permitamos que venzan los fundamentalismos entronizados en nuestra patria. Basta ya de tolerar injusticias».