Pleno del Congreso de los Diputados
Pleno del Congreso de los Diputados - ABC

El Congreso apueba que las personas con discapacidad puedan votar

El Pleno da luz verde a tramitar una reforma de la Ley de Régimen Electoral

MadridActualizado:

El Pleno del Congreso ha aprobado por 341 votos a favor, ninguna abstención ni voto en contra, la toma en consideración de la Proposición de Ley de la Comunidad de Madrid para reformar la Ley Orgánica de Régimen Electoral, que pide que se suspendan dos apartados de la normativa legal para que las personas con discapacidad puedan votar. El primero se refiere al que señala que carecen de derecho a sufragio «los declarados incapaces en virtud de sentencia judicial» firme»; y el segundo a los «internados en un hospital psiquiátrico».

La mayoría de los grupos políticos han expresado en el debate de esta tarde su disposición a respaldarla en la votación que se llevará a cabo al finalizar el Pleno. El texto aprobado será mejorado en el trámite de enmiendas, que se inicia ahora.

Esta propuesta fue defendido por tres diputados de la Asamblea de Madrid. Desde el Partido Popular, Alfonso Serrano, señaló que la restricción del derecho al voto solo debe de ser en «casos excepcionales» y que hay «que hacer Justicia con estas personas». El diputado pidió que «ninguna visión partidista le aleje de la máxima» que se quiere conseguir, y reclamó «consenso».

La diputada del PSOE, Mónica Silvana, puso el acento en las cien mil personas que se pueden ver beneficiadas por esta iniciativa, de las que quince mil son catalanas, a las que estos cambios no le llegarán. Por ello, pidió al Gobierno «rapidez» para hacer realidad dsta reforma.

Discriminación

La diputada regional de Podemos, Beatriz Jimeno, acusó al PP de intentar «descafeinar» esta reforma en el Parlamento madrileño y subrayó que con esta reforma «se hace justicia con un sector de la ciudadanía, que vive situaciones de discriminación».

Tras estas tres intervenciones fijaron su posición los grupos políticos del Congreso.

El diputado del Partido Popular, Ignacio Tremiño, rechazó las críticas de desia al Gobierno por no acometer esta reforma, señalando que «el PP no se pone detrás de ninguna pancarta, sino que trabaja día a día para que todos y todas podamos ejercer todos nuestros derechos».

Tremiño subrayó que hay que «garantizar que no se pueda producir una manipulación del voto o suplantación de la persona a la hora de votar», y afirmó que la única circunstancia para evitar el voto es que «en el mismo momento del voto esa persona esté privada de todo sentido».

El diputado socialista Joan Ruiz i Carbonell señaló que hoy se empieza «el camino final para devolver la dignidad arrebatada» a este colectivo. A su juicio, se va a poner fin a un «vestigio de discriminación» y afirmó que «haremos todo lo posible para que se tramite cuanto antes»

«No podemos fallar»

La diputada de Podemos, María Teresa Arévalo, recriminó al PSOE y al PP que no hayan impulsado esta reforma antes, pero se congratuló de que ahora «tenemos una oportunidad para corregir este derecho democrático».

Desde Ciudadanos, el diputado Diego Clemente aseguró que hasta ahora este colectivo ha sufrido una «injusticia» y que «no nos podemos permitir que estar personas sigan segregadas para participar y no le podemos fallar. La participación de estas personas no pueden estar en cuestión». Finalmente, mostró su deseo de que haya «un gran consenso y no hagamos política con la diversidad».