La vicepresidenta del Gobiernodurante el acto de toma posesión de la directora del Instituto Mujer, Silvia Buabent (segunda por la izquierda), de la delelegada del Gobierno para la Violencia de Género, Pilar LLop (segunda por la derecha), y del director general para la Igualdad de Trato y Diversidad, Ignacio Solá
La vicepresidenta del Gobiernodurante el acto de toma posesión de la directora del Instituto Mujer, Silvia Buabent (segunda por la izquierda), de la delelegada del Gobierno para la Violencia de Género, Pilar LLop (segunda por la derecha), y del director general para la Igualdad de Trato y Diversidad, Ignacio Solá - EFE

Calvo se deshace al confirmar la cifra: «Esto es inadmisible. 947 mujeres asesinadas desde 2003»

La ministra de Igualdad prepara una batería de medidas contra la violencia machista para la próxima Conferencia Sectorial del 31 de julio

MadridActualizado:

Son 947 asesinadas a manos de sus maridos desde 2003. El Gobierno, de la mano de la Vicepresidencia y Ministerio de Igualdad, ha estrenado una «nueva» estadística sangrienta, para dar idea de la pavorosa cifra de crímenes que arroja la violencia de género. Para dar una idea en conjunto de la magnitud de la tragedia, además de las 23 mujeres asesinadas en lo que va de 2018, añade otro recuento: son 947 desde 2003. «Tenemos una cifra vergonzosa», dijo ayer Carmen Calvo, titular del ramo. A 24 de julio de 2018, además, 14 niños han quedado huérfanos este año porque sus padres decidieron acabar con la vida de sus madres.

Tras los dos últimos casos, el asesinato y parricidio en La Oratava (Tenerife) y el crimen de un policía jubilado a su mujer en Astorga (León), la ministra del ramo, Carmen Calvo, pide a la sociedad española que haga «una reflexión sobre la inadmisible» violencia de género.

«Estamos aquí pero, en realidad, la cabeza, la preocupación y la ocupación la tenemos en Astorga y hace pocos días en La Orotava (Tenerife). Así es la tragedia que ocurre desgraciadamente en nuestro país y en cualquier sociedad del mundo. Y hay que entender que la democracia tiene que llegar también a las relaciones personales, a las más privadas, a las relaciones íntimas y afectivas», subrayó ayer Calvo. Así lo indicó durante la toma de posesión de la directora del Instituto de la Mujer, Silvia Buabent, la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Pilar Llop, y el director general para la Igualdad de Trato y Diversidad, Ignacio Solá.

Para Calvo, estos casos de violencia de género son «insostenibles» porque una situación así «destroza la seguridad de las mujeres que son la mitad de la población», informa la agencia Ep. Por ello, demandó «respeto» para todas las mujeres en todos los ámbitos, también en el privado.

El director general de Igualdad para el Trato y la Diversidad
El director general de Igualdad para el Trato y la Diversidad - EFE

Calvo prepara varias modificaciones legales que pueden afectar al Código Penal y a la Ley de Enjuiciamiento Criminal en relación a los derechos de las mujeres, como ya ha anunciado en referencia también al «consentimiento expreso» a mantener encuentros sexuales. Calvo aprovechó el acto de ayer en La Moncloa para convocar «a todo el mundo al Pacto contra la Violencia de Género que «necesita estar a toda máquina». De hecho, el próximo 31 de julio se convocará a todas las autonomías al Ministerio de Igualdad a la Conferencia Sectorial del ramo, en el que, tal y como adelantó ABC, el Ejecutivo prevé redistribuir los 80 millones de euros presupuestados en el Pacto de Estado y que corresponden a la Administración Central entre autonomías y municipios.

El dinero no llega al rural

El Gobierno prevé ampliar la partida presupuestaria de los ayuntamientos establecida en el pacto contra la violencia machista con el objetivo de aumentar la prevención y protección y dar cobertura a las mujeres más vulnerables, muchas de ellas del mundo rural. Entre Igualdad y Hacienda se aborda ahora cómo aumentar esa dotación, porque para el Ejecutivo de Pedro Sánchez «los recursos para municipios y autonomías» deben ser más abultados, y son prioritarios.

Igualdad considera que los servicios de atención a las víctimas de violencia machista de los municipios se han visto «bastante mermados», en la anterior legislatura, y que es un «punto focal» que las mujeres «sientan que tienen un sitio al que ir y darles respuesta y ayuda». En este sentido, esperan poder devolver a los municipios las competencias en materia de igualdad y contra la violencia de género mediante la ley reguladora de bases de régimen local.

Además, según informa la agencia Efe, el citado Ministerio trabaja también en «una gran encuesta» para conocer mejor este problema, con el objetivo de mejorar la prevención y la atención a las víctimas: «Por este Gobierno no va a quedar abrochar todo», dijeron fuentes de Igualdad. Dichas fuentes han sostenido que el Ejecutivo desarrollará políticas muy dirigidas a las mujeres más jóvenes y dará espacio a los activismos y los nuevos modelos del feminismo.