Rajoy garantiza a Gates su compromiso con los países pobres, aunque «revisará sus prioridades»
Un momento del encuentro entre Rajoy y Bill Gates en La Moncloa - EFE

Rajoy garantiza a Gates su compromiso con los países pobres, aunque «revisará sus prioridades»

El cofundador de la Fundación Bill & Melinda Gates sostiene que los recortes en ayuda al desarrollo «no son inevitables»

madrid Actualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy al cofundador de Microsoft y filántropo, Bill Gates, que España mantendrá su compromiso con la ayuda al desarrollo de los países más pobres dentro de las posibilidades actuales, para lo que se están revisando las prioridades sectoriales y geográficas.

Rajoy se ha reunido en el Palacio de la Moncloa con Gates, quien se encuentra de visita en España para analizar las previsiones de ayuda a la cooperación del Ejecutivo y las relaciones con su fundación «Bill&Melinda Gates», que lucha contra las desigualdades en el mundo.

«España va a seguir ayudando al desarrollo pero va a revisar prioridades»

Esa colaboración se va a mantener, según ha informado el Gobierno tras la entrevista entre el empresario y Rajoy, quien ha hecho hincapié en que España va a seguir ayudando al desarrollo pero va a revisar prioridades para concentrarlas y aumentar la eficacia de las medidas adoptadas.

Según el Palacio de la Moncloa, los Objetivos de Desarrollo del Milenio seguirán siendo la prioridad central del Gobierno, algo en lo que coincide con la fundación de Bill Gates. La intención, según el Gobierno, es que las actuaciones conjuntas, incluso con medios más reducidos, aumenten la eficacia de la ayuda.

En la entrevista se ha destacado el interés común en los campos de la salud, la agricultura, el agua y el saneamiento, y Gates ha recalcado la importancia que para su fundación tiene la lucha contra la polio.

En ese ámbito, destacan iniciativas conjuntas como el Fondo Global contra el sida, la tuberculosis y la malaria, así como la Alianza Global Vacunas e Inmunización; la Iniciativa Mesoamericana de Salud y el Programa Global de Agricultura y Solidaridad Alimentaria.

Rajoy y Gates han constatado igualmente que tienen posiciones muy similares ante el G20 en asuntos como la cooperación triangular y la movilización de recursos domésticos.

Antes, Gates se ha reunido con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, en el Palacio de Viana en Madrid. García-Margallo ha explicado a Gates los objetivos del Gobierno español sobre cooperación internacional, mientras que Gates ha detallado los propósitos que tiene la Fundación en España.

Según han informado fuentes de Exteriores, «se han tratado asuntos de interés común en el ámbito internacional como el reto de combatir la polio o la precariedad del abastecimiento de agua y saneamiento que existe en algunos países».

Antes de esta reunión, la Fundación «Bill & Melinda Gates» había destacado que «la inversión de España, sobre todo en material de salud y agricultura a nivel mundial, ha ayudado a salvar vidas y a ofrecer a las personas una alternativa para salir de la pobreza extrema». «Los proyectos innovadores apoyados por España -explicaba- han ayudado a salvar millones de vidas». En concreto, señaló la Fundación, España ha aportado más de 41 millones de euros a la Alianza Global para Vacunas e Inmunización (GAVI), «colaborando así con la inmunización de 326 millones de niños y la prevención de más de cinco millones de muertes en el futuro».

Gates pide más recursos

Pero la Fundación también constata los «severos recortes presupuestarios» por la crisis, que han llevado a reducir el gasto en ayuda oficial al desarrollo hasta el 0,4% del Producto Interior Bruto en 2011, unos recortes que Gates considera que «no son inevitables». A su juicio, «este es un momento relevante para que España siga invirtiendo en los países más necesitados, mientras explora nuevas vías para mejorar la calidad y el impacto de su colaboración en materia de ayuda al desarrollo». «Al concentrar esfuerzos, España tiene la oportunidad de destinar más recursos para ayuda al desarrollo, con un impacto aún mayor», sostiene Gates.