Un barco holandés hará abortos ilegales frente al litoral de Valencia

Un barco holandés hará abortos ilegales frente al litoral de Valencia

LUZ DERQUI | VALENCIA
Actualizado:

Un grupo de colectivos proabortistas han organizado una campaña mediática para instar a reformar la ley del aborto, según reconocen sus organizadores, quienes anunciaron que esta semana se realizarán «los primeros abortos de la historia al margen de la Ley española». Para ello, han solicitado la colaboración del barco abortista de «Women on Waves», de bandera holandesa, que atracará en Valencia el próximo jueves.

La iniciativa consiste en embarcar a las mujeres y llevarlas a aguas internacionales para que puedan abortar sin necesidad de que ningún documento acredite que se encuentran dentro de los supuestos legales.Es decir, «abortarán porque ellas lo deciden, sin que ningún médico o psiquiatra secuestre su voluntad», según palabras de Encina García, de la Plataforma Feminista.

La iniciativa cuenta con el apoyo de clínicas abortistas, grupos feministas, Esquerra Republicana, IU o Comisiones Obreras. Asimismo, el barco abortista atracará en Valencia acompañado por un «mitin-fiesta» en el que participará la actriz Pilar Bardem. Sus promotores insisten en que confían en que las autoridades no impidan su salida, ya que los abortos «no infringen la ley española porque se realizan en pabellón holandés».

A pesar de que insistieron en «la amplia demanda social» para ampliar la ley del aborto, de momento y a pesar de ser gratuito, son sólo tres las mujeres que está previsto que aborten en el barco y lo harán mediante una píldora, por lo que deberán estar embarazadas de seis semanas y seis días como máximo, plazo legal para practicar un aborto farmacológico.

Josep Lluís Carbonell, director de la Clínica Mediterránea Médica, incidió en que la iniciativa busca poner freno a la «hipocresía social» respecto al aborto y a la «persecución que sufren tanto los médicos como las mujeres», y justificaron esta campaña en las 25 personas que sólo en Madrid están pendientes de juicio por haber abortado fuera de los supuestos legales. «Una sola mujer ya justificaría un cambio de la ley», afirmaron.

Al respecto, reconocieron que la ley ha funcionado bien porque se ha sido muy permisivo en su aplicación. «Si abandonamos la hipocresía, la mayoría de los abortos que se realizan en España están fuera de la ley», según reconoció Carbonell, cuya clínica es miembro de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI). En este sentido, denunció la inseguridad jurídica de las mujeres y de los médicos que practican los abortos, «yo mismo he tenido que declarar no menos de 24 veces ante el juez».

Por otra parte, a medida que se ha ido conociendo la llegada del barco abortista a Valencia, se ha organizado una campaña paralela haciendo un llamamiento a la sociedad para evitar que salga del puerto e impedir así que pueda practicar los abortos anunciados. La organización ha contratado seguridad privada y dicen que la Delegación del Gobierno «se ha prestado a garantizar la seguridad del barco».