Investigadores en la Antártida
Investigadores en la Antártida - ABC

La Antártida Oriental, en peligro incluso ante un calentamiento global «moderado»

Según un estudio, con 2ºC de temperatura sobre la era preindustrial durante dos milenios se redujo la mayor capa de hielo del planeta

MadridActualizado:

Hasta ahora se había considerado que la capa de hielo de la Antártida Oriental (EAIS, por sus siglás en inglés), la más grande del planeta, era menos sensible al calentamiento global que la zona Occidental, que pierde 159.000 millones de toneladas de hielo al año. Ahora, un estudio publicado en «Nature», llama la atención también sobre esta área, que por sí misma podría elevar hasta en 53 metros el nivel del mar. La investigación demuestra que un calentamiento de 2ºC sobre la era preindustrial, si se mantiene durante un par de milenios, llevará también al deshielo de parte de la superficie de la Antártida Oriental. Se trata de una temperatura global que se prevé que se pueda alcanzar este siglo.

Para llegar a esta conclusión, la investigación internacional (en la que también han participado miembros del CSIC), ha estudiado el comportamiento de la Antártida Oriental durante periodos cálidos continuados en el Pleistoceno tardío. Lo ha hecho a través del análisis de sedimentos del fondo oceánico de la cuenca del Subglacial de Wilkes. Las huellas químicas en los sedimentos revelaron que hubo cambios extremos en dos periodos entre glaciaciones, hace 125.000 y 400.000 años, cuando el calentamiento global era de al menos 2º sobre la era preindustrial y el nivel del mar subió entre 6 y 13 metros por encima del nivel actual.

«Lo que hemos aprendido es que un modesto calentamiento de solo dos grados, si se mantiene durante miles de años, puede ser suficiente para hacer que la masa de hielo de la capa de la Antártida Oriental retroceda en sus áreas bajas», explica la investigadora del CSIC Carlota Escutia, que trabaja en el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (centro mixto del CSIC y la Universidad de Granada).

Un descubrimiento que es extremadamente preocupante, asegura el investigador del Imperial College London, David Wilson, en «Nature». «Con la temperatura global en un grado por encima de la era preindustrial, la futura pérdida de hielo parece inevitable si fracasamos en la reducción de emisiones de carbono».

El hielo polar es un componente importante del sistema climático que afecta, entre otros, al nivel global del mar y a la circulación y el transporte de calor de los océanos. Tradicionalmente, la comunidad científica había centrado su atención en la capa de hielo de la Antártida Occidental, ya que es la que está sufriendo un mayor deshielo en la actualidad, mientras que la EAIS se encuentra principalmente en la tierra sobre el nivel del mar. Pero, según esta nueva investigación, las zonas más bajas de ésta podrían verse gravemente mermadas.

«El deshielo contribuye a aumentar el nivel del mar, que es una amenaza para muchas comunidades costeras, y hacer proyecciones requiere un sólido compromiso sobre cómo de sensibles son estas capas de hielo», explica Kevin Welsh, de la Universidad de Queensland.