Imagen de archivo

Alaska bate su récord de temperatura con 32ºC

Una ola de calor sin precedentes en la historia del país provoca incendios forestales por todo el Estado

Actualizado:

El 40 por ciento de los alaskeños vive en la ciudad de Anchorage donde el Servicio Metereológico Nacional ha registrado una temperatura récord de 32,2º C. Estas temperaturas históricas, que se espera sigan aumentando, están causando incendios forestales, derritiendo glaciares, inundando las ciudades de humo y afectando en el nivel de agua de los ríos.

Al sur de la ciudad, en el lago de Swan, un rayo impactó contra un zona seca el pasado 5 de junio y ya ha consumido gran parte del territorio. Al norte de la ciudad, en Fairbanks, han evacuado dos barrios y avisado a los residentes para que estén preparados para desalojar la zona debido al fuego que sigue extendiéndose. «La gente debe irse, deben evacuar la zona ahora mismo», aseguran las autoridades.

En total son 354 los incendios forestales activos en todo el estado y 256.000 hectáreas quemadas de acuerdo al Centro de Coordinación Interinstitucional de Alaska.

Clima sin precedentes

El clima, excepcionalmente cálido, potencia el alcance y la fuerza de los fuegos, convirtiendo terrenos enteros en fértiles combustibles.

Un clima sin precedentes en la ciudad que ha batido su récord histórico en temperaturas. «Anchorage es la ciudad más fresca del país, climáticamente es cierto, pero en este momento estamos viendo un calor récord», afirma el alcalde de la ciudad Ethan Berkowitz, según informa «The New York Times».

Alaska se está calentando dos veces más rápido que el promedio mundial desde mediados del siglo XX, provocando que los glaciares pierdan volumen y la nieve que recubre las montañas empiece a derretirse repercutiendo en el crecimiento de ríos y riachuelos.