Fachada de la sede de las Naciones Unidas en Nueva York
Fachada de la sede de las Naciones Unidas en Nueva York - reuters
cooperación internacional

Adiós a los Objetivos del Milenio, hola a los de Desarrollo Sostenible

Aprobada en la ONU la nueva agenda mundial para el desarrollo. Los Objetivos del Milenio que se marcaron en 2000 dan paso a los de Desarrollo Sostenible, que se aplicarán con el horizonte de 2030

Actualizado:

En septiembre de 2000, líderes de 189 países se dieron cita en la sede de las Naciones Unidas para firmar la Declaración del Milenio, un documento histórico por el que se comprometían a lograr antes de 2015 los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Entre ellos figuraban metas como la reducción de la pobreza extrema y el hambre a la mitad o la reducción de la mortalidad infantil. A fecha de hoy, el mundo ha cumplido el primer objetivo, reducir la tasa de pobreza extrema a la mitad; con otros, no ha sido posible en estos quince años. Pero quizá se consiga con los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030 que el viernes 25 de septiembre se aprobaron en Nueva York en la sede de la ONU.

Un proceso de gestación global

Estos nuevos ODS, que sustituirán a los ODM aprobados en 2000, han sido fruto de un auténtico proceso de participaciópn global porque desde el principio se quiso que su esencia fuesen las personas. La nueva agenda de desarrollo mundial se gestó a partir de una consulta global, tanto online como por medios convencionales, en la que participaron organizaciones de la sociedad civil, ciudadanos, científicos, académicos y representantes del sector privado de todo el planeta.

Se organizaron también consultas temáticas y nacionales, así como la encuesta My World dirigida por el Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo (GNUD), que recibió más de 7 millones de votos de todo el mundo, en que aproximadamente el 75% de los participantes eran menores de 30 años de edad. Igualmente, se constituyeron paneles especializados para facilitar los debates a nivel intergubernamental. De todo esto, en julio de 2014, nacieron los objetivos que hoy se aprueban.

Lo conseguido desde 2000 hasta 2015

Los ODM han producido el movimiento contra la pobreza más exitoso de la historia. Hace solo dos décadas, casi la mitad del mundo en desarrollo vivía en la extrema pobreza. El número de personas que viven ahora en esa situación se ha reducido en más de la mitad, de 1.900 millones en 1990 a 836 millones en 2015.

El mundo ha presenciado también un notable mejoramiento de la igualdad de género en la escolarización desde la aprobación de los ODM. Se ha logrado la paridad de género en la escuela primaria en la mayoría de los países, hay más niñas actualmente en la escuela y las mujeres han logrado aumentar su representación en los parlamentos en los últimos 20 años en casi el 90%.

En todo el mundo la tasa de mortalidad de niños menores de 5 añosde edad se redujo de 90 a 43 muertes por cada 1.000 nacidos vivos entre 1990 y 2015. Igualmente, la tasa de mortalidad materna se ha reducido en un 45% a escala mundial y las nuevas tasas de contagio con VIH se redujeron aproximadamente en un 40% entre 2000 y 2013.

Además, entre 2000 y 2015 se evitaron más de 6.200.000 muertes por malaria, en tanto que la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis salvaron unos 37 millones de vidas entre 2000 y 2013. Más de 2.000 millones de personas han adquirido acceso a mejor saneamiento, y la proporción de personas que practican la defecación al aire libre se ha reducido casi en la mitad desde 1990.

La ayuda oficial para el desarrollo proporcionada por los países desarrollados aumentó en el 66% en términos reales entre 2000 y 2014, llegando a 135.200 millones de dólares.

Los 17 objetivos y 169 metas para 2030

Los objetivos de la nueva agenda de desarrollo sostenible son 17, y dentro de ellos hay 169 metas concretas. Los ODS tienen carácter mundial y son universalmente aplicables, tomando en cuenta las diferentes realidades, capacidades y niveles de desarrollo nacionales y respetando las políticas y prioridades nacionales. No son independientes entre sí, y es necesario que se apliquen de manera integrada.

Hay 17 objetivos de desarrollo sostenible con 169 metas, en comparación con los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio con 21 metas porque los complejos retos del mundo actual requieren que se abarquen muy diversas cuestiones. Es además fundamental enfrentar las causas básicas de los problemas y no solo los síntomas.

Desarrollo Sostenible

El nuevo concepto que se introduce ahora es el de desarrollo sostenible, aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades. Con el fin de lograr el desarrollo sostenible es fundamental armonizar tres elementos centrales: el crecimiento económico, la inclusión social y la protección ambiental. Estos elementos están interconectados y son todos fundamentales para el bienestar de los individuos y las sociedades.

Los ODS tienen amplio alcance porque harán frente a elementos interconectados del desarrollo sostenible: el crecimiento económico, la inclusión social y la protección ambiental. Los ODM se centraban principalmente en la agenda social.

También para los países desarrollados

Los ODM de 2000 estaban destinados a los países en desarrollo, en particular a los más pobres, en tanto que los ODS de 2015 serán aplicables a todo el mundo, tanto a países desarrollados como en desarrollo. Los nuevos objetivos mundiales cubrirán más terreno con aspiraciones a hacer frente a las desigualdades, el crecimiento económico, trabajos, ciudades y asentamientos humanos decentes, industrialización, energía, cambio climático, consumo y producción sostenibles, paz y justicia.

Cambio climático

Las nuevas metas reconocen que hacer frente al cambio climático es esencial para el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza. No se puede lograr el desarrollo sostenible sin las medidas relativas al cambio climático porque este afecta a la salud pública, la seguridad alimentaria y de las aguas, la migración, la paz y la seguridad. Las inversiones en el desarrollo sostenible ayudarán a hacer frente al cambio climático reduciendo las emisiones y aumentando la resiliencia climática.

Si no se pone coto al cambio climático, este hará retroceder lo que se ha logrado con el desarrollo en los últimos decenios y hará imposible seguir avanzando.

Control de objetivos

Se controlarán y revisarán los 17 ODS y las 169 metas de la nueva agenda con un conjunto de indicadores globales que preparará el Grupo Interinstitucional y de Expertos y que se acordará en la Comisión de Estadísticas de las Naciones Unidas en marzo de 2016. Los gobiernos formularán además sus propios indicadores nacionales para ayudar a controlar los progresos hechos respecto de los objetivos y las metas. El proceso de seguimiento y examen se hará en forma anual en el Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sosteniblepor medio de un informe sobre la marcha de los trabajos relativos a los ODS que preparará el Secretario General.

Un Mecanismo de Facilitación de Tecnología se ocupará de las necesidades de tecnología de los países en desarrollo, las opciones para hacer frente a esas necesidades y la formación de la capacidad.