Se ha convertido en una experta del reciclaje
Se ha convertido en una experta del reciclaje - Trash is for tossers

¿Es posible vivir en Nueva York sin generar basura?

Una joven promociona a través de su página de internet su modo de vida, mediante el cual lleva dos años sin producir residuos

Actualizado:

Se llama Laura Singer, y es una joven neoyorquina de 23 años que ha conseguido lo que a priori parece imposible, vivir durante dos años sin generar resíduos. Laura cursa estudios medioambientales en la Universidad de Nueva York. Siempre se ha considerado una ecologista en toda regla, hasta que un día, tras mirar su cubo de basura se dió cuenta de que no era posible «que yo sola generara tanto desecho», asegura en declaraciones a la BBC.

En ese momento, y siguiendo las recomendaciones de un profesor de la carrera, Jeffrey Hollender, activista y cofundador de la distribuidor de productos naturales «Seventh Generation», empezó a vivir de acuerdo a sus valores.

«Fue cuando me di cuenta de que mi cubo de la basura lleno de plástico era toda una contradicción». Ahora asegura que lleva d os años sin generar residuos, aunque afirma que tiene guardadas las pegatinas o adhesivos de la fruta orgánica.

Guarda en un tarro las pegatinas de la fruta
Guarda en un tarro las pegatinas de la fruta

La joven comenzó a sustituir los envases de plástico por los de vidrio, reutilizables, y comprando alimentos a granel. En cuanto a la ropa, comenzó a comprar en tiendas de segunda mano, y al vivir en Nueva York, no utiliza el coche. Normalmente va andando, y cuando las distancias son mayores utiliza el transporte público.

En cuanto a la basura orgánica o el papel higiénico, algo que no se puede evitar generar, lo lleva una vez a la semana a un lugar donde lo transforman en compost, y cuando su ropa o sábanas están muy gastadas, las lleva a un centro de reciclaje.

Laura afirma que lo más complicado «no fue evitar ciertos productos, sino buscar alternativas orgánicas a todo lo que usamos en el día a día». Así se dio cuenta de que la alternativa en la mayoría de los casos era producirlo ella misma.

«Tengo recetas para todo: pasta de dientes, loción para la piel o detergente para la lavadora», indica. Y todas estas recetas las comparte en su página de internet «Trash is for tossers».

Además, se ha creado una comunidad en torno al tema y asegura que «mucha gente se pone en contacto conmigo para pedirme consejo, compartir ideas o proponerme alternativas», sentencia.