Imagen de Google España en la home page en Madrid
Imagen de Google España en la home page en Madrid - afp

Bruselas pide nuevos datos en el caso del abuso de dominio de Google

La Comisión señala que la ley española cumple la directiva y sigue con atención sus resultados

Actualizado:

Fuentes de la Comisión Europea han confirmado que la legislación española no se contradice en principio con las disposiciones europeas, puesto que la directiva que armoniza el campo de los derechos de autor (la 2001/29) «permite a los estados miembros que prevean limitaciones y excepciones en su legislación nacional con el objetivo de definir el equilibrio adecuado entre la remuneración a los autores y editores por su trabajo y la explotación de los contenidos».

Sin embargo, en este caso el ejecutivo comunitario ha decidido seguir atentamente la evolución de los acontecuimientos «para ver si el resultado de la legislación se centra en los objetivos perseguidos por el Gobierno español».

Y, en todo caso, el presidente de la Comisión Jean-Claude Juncker, ha pedido al vicerpresidente Ansip y al comisario Gunter Oettinger «que propongan una legislación ambiciosa en la dirección de un Mercado único digital, principalmente modernizando las reglas de los derechos de autor a la luz de la actual revolución digital».

Por eso mismo, las fuentes consultadas insisten en que a la Comisión le interesa específicamente «seguir en cada país los acontecimientos» en este campo. La Comisión confirma que ya ha recibido cartas de distintas organizaciones involucradas en este debate y promete que «tendrá en cuenta» sus opiniones en el proceso de modernización de la legislación.

Pero este debate, en el caso de Google, enlaza directamente con la investigación por abuso de posición dominante que tiene abierta el departamento de Competencia y que dejó sin concluir en la anterior comisión el español Joaquín Almunia. La actual comisaria de Competencia, la danesa Margrethe Vestager, anunció que está recabando nueva información sobre el caso Google y que en las próximas dos semanas se reunirá con las compañías que han denunciado al gigante estadounidense y que han manifestado que no están de acuerdo con las alternativas que propone el buscador, entre ellas la ENPA (Asociación Europea de editores de Diarios, de la que forma parte la española AEDE).

Para el Ejecutivo comunitario, lo ideal sería convencer a Google para que proponga soluciones que pongan fin voluntariamente a la situación denunciada, en lugar de iniciar un proceso sancionador que podría terminar en un combate titánico ante los tribunales.

La posición de los editores

Al conocer la decisión de Google de cerrar su servicio de noticias en España, la AEDE publicó un comunicado en el que afirma que la decisión tendrá probablemente «un impacto negativo para las empresas y los ciudadanos españoles», aunque «el alcance real de la decisión solo podrá ser valorado cuando se conozca la forma concreta bajo la cual será llevada a cabo» el cierre del servicio.

No obstante, «dada la posición de dominio de Google, AEDE requiere la intervención de las autoridades españolas y comunitarias, y de las autoridades de la competencia, para proteger de manera eficaz los derechos de los ciudadanos y de las empresas».

Los editores de diarios insisten en que siempre han mantenido, y lo seguirán haciendo, «el interés de negociar con Google acuerdos que sean beneficiosos para ambas partes en distintos ámbitos, en concreto, en lo relacionado con la aplicación de la nueva Ley de Propiedad Intelectual española», por lo que confían en que «la actual situación pueda encauzarse en beneficio de ambas partes».