La OMS alerta: «Podría ser necesario restringir la circulación de personas por el ébola»
reuters

La OMS alerta: «Podría ser necesario restringir la circulación de personas por el ébola»

Margaret Chan anuncia desde Guinea Conakry la convocatoria de un Comité de Emergencia para evaluar «las implicaciones internacionales del brote de la enfermedad»

abc
Actualizado:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció hoy que los gobiernos de los países afectados por «el brote más grande jamás registrado de ébola en la historia» pueden verse obligados, entre otras cosas, a imponer restricciones a la circulación de personas.

Margaret Chan, directora de la OMS no descarta tomar medidas extraordinarias y trazar un marco general de acción por el que los países afectados podrían verse obligados a imponer restricciones de movimiento, prohibir concentraciones públicas para impedir el contagio del virus e incluso desplegar fuerzas de seguridad para garantizar el trabajo de los equipos de atención vírica, decisiones que dependerán de la situación epidemiológica en cada país.

Chan, de visita en Guinea Conakry, lanzó, junto con cuatro presidentes africanos afectados por el virus -entre los que se encuentran Liberia, Sierra Leona y Costa de Marfil-, un plan de respuesta internacional para detener la propagación de esta letal enfermedad, que ha provocado 729 muertos desde que empezó el actual brote.

La OMS, en declaraciones de su directora, alertó que «el virus del ébola se está extendiendo con mayor rapidez que los esfuerzos de las autoridades por controlarlo y que, de proseguir esta situación, las consecuencias pueden ser catastróficas».

«El número actual de voluntarios es terriblemente insuficiente y la concienciación pública sobre el ébola debe aumentar dramáticamente», concluyó Chan,

La OMS alertó de las consecuencias que el virus está provocando en los especialistas desplegados alrededor de las zonas afectadas. «Hasta la fecha han muerto más de 60 voluntarios. Hay cooperantes internacionales afectados. Son muertes que erosionan trágicamente nuestra capacidad de respuesta», añadió Chan, quien ha asociado la rápida expansión del virus a ciertas costumbres sociales que es necesario desarraigar.

Prácticas culturales y creencias de países afectados, como el tratamiento de curanderos para la enfermedad o enterramientos tradicionales son «obstaculos importantes que están impidiendo la contencio rápida del virus y pueden provocar una nueva cadena de transmisión», alertó Chan.

Además, la OMS trabaja de cara a eliminar «actitudes úblicas que ponen en pelgiro la acción de los equipos de respuesta cuando el miedo y la incomprensión hacia su labor se convierten en rabia, hostilidad y violencia».

Margaret Chan anunció la convocatoria de un Comité de Emergencia para el próximo 6 de agosto para evaluar «las implicaciones internacionales del brote de la enfermedad».