¿Cenas tarde? Es más probable que sufras un ataque al corazón
Cenar tarde aumenta el riesgo de padecer una enfermedad coronaria - BELEN DIAZ

¿Cenas tarde? Es más probable que sufras un ataque al corazón

Los hombres que comen entrada la noche tienen un 55% más de probabilidad de padecer una enfermedad coronaria que quienes no lo hacen

Actualizado:

Comer a deshoras podría ser un hábito malo para la salud e incluso peligroso para nuestras arterias. Según ha demostrado un estudio publicado en «Circulation: Journal of the American Heart Association» los hombres que comen entrada la noche (después de ir a la cama) tienen un 55% más de riesgo de padecer una enfermedad cardiaca coronaria que quienes no lo hacen.

Por suerte, pocos hombres en la investigación informaron de este comportamiento. Sí que es más frecuente entre la población (y por tanto más peligroso) el hábito de saltarse el desayuno. La idea de que es la comida más importante del día cobra más fuerza con los resultados de este estudio, que concluye que dejar de ingerir esta comida puede aumentar el riesgo de enfermedad coronaria.

Los investigadores analizaron los datos de los cuestionarios de frecuencia alimentaria y los resultados sanitarios realizados durante 16 años (1992-2008) de 26.902 hombres profesionales de la salud de las edades 45 a 82 años. Los hombres que informaron que omitían el desayuno tenían un 27% más de riesgo de ataque al corazón o muerte por enfermedad coronaria que los que informaron no lo hicieron.

Aquellos que no tomaban el desayuno eran más jóvenes que los que sí que lo comían, además de que eran más propensos a fumar, tenían trabajo a tiempo completo, eran solteros, realizaban menos actividad física y bebían más alcohol, según el perfil dibujado gracias al estudio.

Durante el estudio, 1.572 los hombres sufrieron eventos cardiacos por primera vez. «Saltarse el desayuno puede conducir a uno o más factores de riesgo, como obesidad, presión arterial alta, colesterol alto y diabetes, que a su vez puede conducir a un ataque al corazón en el tiempo", afirmó Leah E. Cahill, director del estudio e investigador postdoctoral en el Departamento de Nutrición de la Escuela Pública de Salud de la Universidad de Harvard en Boston, Massachusetts (Estados Unidos).

"Nuestro grupo de estudio ha pasado décadas estudiando los efectos de la calidad y la composición de la dieta, y ahora esta nueva información también sugiere en general los hábitos alimentarios pueden ser importantes para reducir el riesgo de enfermedad coronaria", dijo Eric Rimm, Sc.D., autor principal y profesor asociado de Epidemiología y Nutrición de la Escuela de Salud Pública y profesor asociado de Medicina en la Harvard Medical School de Harvard.

Aunque el grupo de estudio estaba compuesto por hombres, el 97% de ellos de raza blanca, descendientes de europeos, los resultados deberían aplicarse también a las mujeres y otros grupos étnicos, pero esto debe ser probado en estudios adicionales, según los investigadores.

« No se salte el desayuno», aconsejó Cahill. Tomar el desayuno está asociado con un menor riesgo de ataques cardiacos. Incorporar muchos tipos de alimentos saludables al desayuno es una manera fácil de asegurarse que su comida le proporciona la energía adecuada y un equilibrio saludable de nutrientes, como proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales.

Por ejemplo, la adición de frutos secos y fruta picada en un tazón de cereal integral o avena cortada en la mañana es una gran manera de empezar el día".