La crisis da dolores de cabeza al 80% de los españoles
La crisis ha aumentado el dolor de cabeza a un 80% de los españoles - abc

La crisis da dolores de cabeza al 80% de los españoles

La migraña disminuye el rendimiento laboral e incluso conlleva pérdidas económicas según la Sociedad Española de Medicina de Familia

Actualizado:

Ocho de cada diez españoles ha sufrido dolor de cabeza durante el último año, una dolencia que se ha incrementado debido a la crisis, que conlleva pérdidas económicas y disminuye el rendimiento laboral.

El doctor Pedro J. Moreno, médico de familia y miembro del grupo de expertos en Cefaleas de la Sociedad Española de Medicina de Familia (semFYC), ha recalcado durante el XXXIII Congreso de esta organización que la crisis económica ha acrecentado la frecuencia de los episodios dolorosos en pacientes con antecedentes de cefaleas.

Según este doctor, las migrañas y cefaleas son patologías "muy sensibles" a los cambios ambientales, y el estado anímico representa uno de sus principales factores desencadenantes.

«Las personas que padecen dolores de cabeza diarios sufren una verdadera catástrofe personal y familiar. La mayoría son mujeres, y ellas sufren especialmente -directa o indirectamente- las consecuencias de "la crisis económica", ha subrayado Moreno.

Los expertos reunidos en Granada han destacado que las cefaleas, y en particular las migrañas, afectan de manera grave la calidad de vida del 47 % de las personas que las padecen.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, los dolores de cabeza constituyen una de las cinco enfermedades que provoca más ausencia laboral entre las mujeres, y una de las diez con más peso si se analizan conjuntamente los dos sexos.

La semFYC ha incidido en la necesidad de diagnosticar adecuadamente estas dolencias, y de seguir la medicación y pautas recomendadas para que sean de menor intensidad y frecuencia.

Según los datos aportados por la Sociedad Española de Medicina de Familia, un paciente migrañoso sin tratar sufrirá cada tres meses una media de once días de dolor que le impedirá o dificultará su actividad cotidiana.

Los expertos de la semFYC han estimado que sólo uno de cada tres afectados acude a consulta y que los médicos de familia atienden el 90 % de los casos, de los que un 10% requiere su derivación a un centro hospitalario.