El «selfie» del encierro puede costarle al imprudente 1.500 euros
El «selfie» de este corredor en el encierro de los Jandilla podría costarle 1.500 euros - afp
Sanfermines 2014

El «selfie» del encierro puede costarle al imprudente 1.500 euros

En la carrera de los Jandilla se han visto numerosas infracciones que han podido crear peligro

pablo ojer
Actualizado:

A la altura de la Bajada de Javier, en mitad de la calle Estafeta, un mozo ha agarrado a un toro por el cuerno y posteriormente se ha apoyado en el lomo del astado. Un poco más adelante, en Telefónica, un corredor ha empujado a un toro. En la plaza de toros, más de uno ha citado a los toros cuando han dado un pequeño giro por la arena. Pero quizá lo más llamativo haya sido un joven que no ha tenido mejor idea que ponerse a hacer fotos desde el mismo recorrido cuando llegaban los toros. Su «selfie» puede costarle 1.500 euros. [Así hemos contado el encierro de los Jandilla, en directo]

Todas éstas han sido infracciones que se han podido ver en el encierro de hoy y que, afortunadamente, no han alterado a los toros, pero que podían haber sido muy peligrosas y poner en riesgo la vida de los infractores y del resto de corredores del encierro.

La nobleza de los astados de Jandilla ha evitado que hoy viviéramos un encierro dramático. [Fotogalería: Tranquilo encierro de los Jandilla] Sin embargo, a pesar de la insistencia de las autoridades y de los vídeos que, de forma novedosa, se exhiben este año en pantallas a lo largo del recorrido, son muchas las personas que continúan cometiendo graves infracciones.

La llegada del fin de semana provocará que muchos vecinos de otras localidades españolas y también del extranjero acudan estos próximos días a las calles de Pamplona y se expongan ante las astas. Por eso, conviene recordar que, aunque en los encierros puede correr todo aquel que lo desee, siempre que sea mayor de edad, no es una carrera sin ley. Hay una serie de normas, dictadas por la pura lógica, que hay que cumplir escrupulosamente. Y si no se respeta el encierro, estas infracciones conllevan multas y sanciones que, además, este año se han incrementado, tanto en cuantía económica como en vigilancia.

Hasta 3.000 euros

Las sanciones pueden llegar hasta los 3.000 euros si alguien intenta correr en medios mecánicos de desplazamiento como patines, bicicletas o similares. El año pasado en la localidad navarra de Estella, un imprudente ya corrió el encierro de la localidad en una bicicleta. También acarrearán esta sanción quienes reiteren en el incumplimiento de las normas.

Entre 750 y 1.500 euros recibirán como sanción aquellas personas que corran sin estar en plenas facultades físicas o psíquicas fruto de la ingesta de alcohol o de sustancias estupefacientes. Esta misma sanción tendrán quienes toquen, citen o llamen la atención de la res a no ser que sea para evitar una cogida.

También son faltas graves pararse en el recorrido y quedarse en el vallado, barreras o portales de manera que se dificulte la carrera o defensa de los corredores. Ayer mismo, un toro chocó el cuerno contra el quicio de un portal. Si hubiera habido alguien en ese rincón las heridas habrían sido gravísimas.

También serán multados con hasta 1.500 euros quienes, como ha sucedido hoy, utilice cualquier reproductor de imagen o sonido sin la autorización previa.

Serán faltas leves con una multa de hasta 750 euros llevar vestuario o calzado inadecuado para la participación en el encierro y portar objetos inconvenientes para el buen orden y seguridad del encierro como mochilas, bolsos, botellas, vasos, máquinas fotográficas o de vídeo, aparatos para grabar imágenes, micrófonos, etc.

Tampoco se podrán desbordar las barreras o límites que los agentes establezcan en el recorrido. Hay que recordar por ejemplo, los 200 euros, la multa mínima que recibió un corredor británico el primer día por bajar más allá de la raya roja pintada en la Cuesta de Santo Domingo.

No se trata de un afán recaudatorio, sino de cumplir una normas básicas y lógicas que evite más situaciones de peligro de las que crean los propios astados.