Yogurt - Archivo/ Vídeo: ABC
NUTRICIÓN

El oculto azúcar de los yogures

Un estudio publicado por «British Medical Journal» advierte que el contenido está muy por encima del umbral recomendado

MADRIDActualizado:

Si usted es de las personas que suele añadir azúcar a sus yogures no azucarados es posible que tenga que empezar a cambiar sus hábitos. El yogur, asegura una investigación que se publica en «BMJ»; podría ser una fuente ‘no reconocida’ de azúcar en la dieta, especialmente para los niños pequeños.

El informe evaluó el contenido de nutrientes de casi 900 yogures y derivados disponibles en cinco grandes cadenas de supermercados del Reino Unido duante octubre y noviembre de 2016, que representan el 75 por ciento de la cuota de mercado.

La evidencia sugiere que el yogur y otros productos lácteos fermentados ayudan a la salud digestiva y general.Se les considera una buena fuente de bacterias "amigas", pero también contienen proteínas, calcio, yodo y vitamina B.

La mayoría de las guías de alimentación aconsejan el consumo de productos lácteos bajos en grasa y bajos en azúcar. Los investigadores británicos de las universidades de Leeds y Surrey querían evaluar hasta qué punto los componentes de yogur, especialmente los comercializados para los niños, cumplen con estas pautas. Los niños menores de 3 años son el grupo de edad que más yogures comen.

Tras valorar el contenido de nutrientes de casi 900 yogures y derivados de yogur, agruparon los productos en ocho categorías: infantiles, que incluía queso fresco; alternativas a los lácteos, como la soja; postres; bebidas; de sabores; de fruta; natural / griego; y orgánico.

Los niños menores de 3 años son el grupo de edad que más yogures comen

La clasificación de bajo en grasa y en azúcar se hizo de acuerdo con las regulaciones de la Unión Europea, actualmente utilizadas para el sistema de etiquetado del semáforo de alimentos: 3 g de grasa / 100g o menos o 1.5 g o menos para bebidas; y un máximo de 5 g de azúcares totales / 100 g.

El análisis mostró que el contenido de azúcar varió enormemente tanto dentro como a través de las categorías. Pero una cosa era en común para todos: con la excepción de los yogures naturales / griegos, el contenido promedio de azúcar de los productos en todas las categorías estaba muy por encima del umbral más bajo de azúcar recomendado.

Por ejemplo, menos de uno de cada 10 yogures (9%) se calificó como bajo en azúcar, y lo más alarmante es que ninguno de estos estaba en la categoría de niños. Esto es «preocupante», debido el aumento en la obesidad infantil y la prevalencia de la caries dental entre los niños pequeños, dicen los investigadores.

Más azúcar

Como era de esperar, los postres contenían la mayor cantidad de azúcar, con un promedio de 16.4 g / 100 g, una cantidad que representa más del 45 por ciento de la ingesta de energía.

A continuación, se situaban productos de las categorías infantil, los de sabores, los de fruta y los orgánicos. En estas categorías, el promedio total de azúcares varió de 10,8 g / 100 g en productos infantiles a 13,1 g / 100 g en productos orgánicos. Esto se compara con un promedio de 5 g / 100 g para yogures naturales y/o griegos.

En general, el contenido promedio de grasa estaba por debajo o justo por encima del umbral bajo en grasa. Los postres tuvieron el mayor contenido de grasa y el rango más amplio, con un promedio de 5,2 g / 100 g.

Los yogures orgánicos, percibidos como opciones más saludables, se encuentran entre los que más azúcar contienen

Los expertos advierten que se trata de un estudio observacional, y como tal, no puede establecer una causa, y además abarca solo productos vendidos en cinco cadenas de supermercados.

Pero a pesar de ello, escriben:«Si bien el yogur puede ser menos preocupante que los refrescos y zumos de frutas, las fuentes principales de azúcares libres en las dietas de niños y adultos, lo que es preocupante es que el yogur, percibido como un 'alimento saludable' puede ser una fuente no reconocida de azúcares libres / agregados en la dieta».

Esto es particularmente grave de los yogures orgánicos analizados, dicen. «Si bien la etiqueta orgánica se refiere a la producción, el bien documentado halo 'efecto saludable' significa que los consumidores más a menudo subestiman el contenido calórico y perciben los contenidos nutricionales de los productos orgánicos, incluidos los yogures, de manera más favorable».

Y concluyen: «No todos los yogures son tan saludables como quizás los consumidores los perciban; por eso, se hace necesario una reformulación para la reducción de azúcares».