El hombre que fue multado por intentar «regresar al futuro» con su DeLorean

Aceleró hasta alcanzar una velocidad de 88 millas por hora y fue sorprendido por un policía

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A finales de 2007 se estimaba que todavía quedaban en circulación unos 6.500 DeLorean DMC-12, el automóvil deportivo que se convirtió en mito gracias a la saga cinematográfica «Regreso al futuro». Muchos de los propietarios de estos coches son los niños que a mediados de la década de los ochenta vibraron con las aventuras de Marty McFly y «Doc» Emmet Brown. Entre ellos está Spencer White, un californiano que ha saltado a la fama en los últimos días por ser multado mientras intentaba «regresar al futuro».

El blog The Signal relata la divertida anécdota protagonizada por este joven fan de esta película de culto. Si compartes su afición por los filmes de Robert Zemeckis, recordarás que los personajes que conducían el DeLorean debían alcanzar una velocidad de 88 millas por hora (unos 140 kilómetros por hora) para activar el condensador de flujo y posibilitar el viaje en el tiempo. Eso es lo que ha intentado Spencer, que no sólo no ha conseguido su objetivo sino que además se ha ganado una multa por exceso de velocidad.

La madre de Spencer también es una auténtica incondicional de «Regreso al futuro». Cuando su hijo le propuso ir a dar una vuelta en el DeLorean no dudó en aceptar; y una vez en la carretera, no pudo resistir la tentación de hacer una sugerencia. «Ponlo a 88 millas por hora», pidió la señora White, recordando su película favorita. Al fin y al cabo ya circulaban a nada menos que 85 por hora. Era sólo un pequeño acelerón más. Spencer pisó a fondo... e inmediatamente, advirtió la presencia de un coche de policía a sus espaldas.

Por supuesto, el imprudente conductor no tuvo más remedio que detenerse y encajar la reprimenda del agente, así como la multa que se había ganado a pulso. Pero cuando se detuvieron a mirar el velocímetro, todos estallaron en una sonora carcajada, incluido el policía. También él era fan de «Regreso al futuro»; y ató cabos al instante al comprender que estaba multando a un hombre por circular exactamente a 88 millas por hora con su DeLorean.

A pesar del buen humor del agente, Spencer White ha tenido que pagar 400 dólares por la broma, más de 350 euros. Sin embargo, afirma que no se arrepiente lo más mínimo. «Quizá si hubiese tenido un condensador de flujo en el coche me habría librado», explica entre risas. Aunque ha tenido que rascarse el bolsillo, guarda como un trofeo el impreso de la multa. Pocos fanáticos de la mítica película podrán presumir de tener un 'souvenir' semejante entre sus tesoros.