El curioso origen militar del término «Ok»

Existen varias teorías sobre su creación, pero la más famosa afirma que nació en la Guerra de Secesión norteamericana

MadridActualizado:

A pesar de que viene del exterior, el término «ok» se ha convertido en uno de los que más repetimos a pie de calle habitualmente. Sin embargo... ¿Sabemos realmente de dónde viene? ¿Es posible determinar su origen o qué significa realmente? Las teorías son variadas. Sin embargo, la más extendida afirma que son dos siglas que se popularizaron en la Guerra de Secesión americana.

Aprovechando que han pasado unas pocas jornadas desde que se celebró el aniversario del paso de Carlonia del Norte al bando confederado (hecho que se sucedió el 20 de mayo de 1861) hemos querido recordar este suceso. Concretamente, la idea más extendida sobre el nacimiento de esta palabra es la que afirma que proviene de la Guerra Civil de EE.UU. Y, al parecer, habría nacido como una abreviatura para señalar después de las batalla que todo había ido bien.

«Existe una dudosa versión que nos cuenta que en la Guerra de Secesión norteamericana, al regresar las tropas a sus cuarteles sin tener ninguna baja, ponían en una gran pizarra “0 Killed” (“0 muertos”)», explica el escritor Juan José Jurado en su obra « 365 curiosidades asombrosas de los deportes». Al parecer, esta idea se habría asociado con algo extremadamente bueno y habría terminado significando «todo está bien». ¿Curioso, verdad?

Sin embargo, esta no es la única teoría existente. Otra afirma que la aparición de la expresión se remonta al año 1837, un año en el que Martin Van Buren se presentó como candidato a la presidencia de los EE.UU. Según se cuenta, este norteamericano provenía de Old Kinderhook (en Nueva York) y los clubs que le apoyaban desde allí se llamaban «Democratics O.K. Club».

«Los buenos resultados obtenidos en la referida campaña llevaron a que consiguiera la presidencia de los EE.UU. Entre 1837 y 1841, y a que la denominación del club que le apoyó quedara como forma de expresar que “todo va bien” o “se está de acuerdo”», determina el divulgador en su obra. Algunos piensan, por otro lado, que proviene de «Oll Korrekt», un vulgarismo de «all correct» («todo correcto») que se generalizó gracias a un diario.