Neymar: guerra de cifras
Neymar, mucho dinero en juego - afp
real madrid

Neymar: guerra de cifras

El Madrid asegura que el jugador le habría costado 150 millones de euros. El Barça dice que pagará solo 68

Actualizado:

Este asunto de los dineros es como el de los políticos en las elecciones. Se pueden torcer cual junco de forma que al final todos han ganado y ninguno ha perdido. Pues en la economía igual. Dependiendo del que haga las cuentas, Neymar ha costado una cifra o podría haber valido otra si lo hubiera comprado el del otro lado.

Así pues, el Real Madrid aseguró por medio de su presidente que si hubieran comprado al jugador le habría costado 150 millones de euros entre pitos y flautas. Las cuentas blancas están desglosadas metiendo la ficha del jugador y los impuestos. Así, los dirigentes del Real señalan que tendrían que haber pagado 50 millones de euros netos al padre del jugador, 32 millones al Santos incluidos los dos partidos amistosos. Meten el salario del futbolista que cifran en nueve millones de euros netos (45 por cinco años) y añaden los derechos de imagen del chico que son para él y no para el club. Suman 136, pero a eso añaden los nueve o diez millones que habría que pagar a los dos fondos de inversión que también son dueños del jugador.

Neymar está partido en tres partes: el 55 por ciento es del Santos (que tiene los derechos federativos y es lo que necesita el Barcelona para hacerle jugar), el 40 por ciento de un fondo de inversión llamado DIS y el 5 por ciento de otro denominado TEISA.

Aquí se puede desglosar la cuantía de varias formas. Si el Madrid hace cuentas con la ficha del jugador de un solo año también le saldrían los 150 pues añadiría impuestos varios e incluso podría contar con la penalización que Neymar tendría que pagar para compensar los diez millones que adelantó el Barça y romper su precontrato. Dicha penalización, según se rumorea es de unos 40 millones según se dijo.

Luego, a las malas, al Madrid le podría haber salido incluso por 200 millones si lo junta todo. Lo que pasa es que Florentino, probablemente, no mete en la partida dicha penalización, aunque podría haberla metido y cargarse más de razón para decir que su fichaje habría roto el ecosistema del vestuario madridista.

El Barcelona maneja otras cifras que, aún siendo muy menores, son igualmente mareantes. Los azulgrana cifran el fichaje en 58 millones que podrían convertirse en 68.

Lo desglosan así: 28 millones para el Santos y 30 para el jugador en concepto de prima de traspaso. Los 58 podrían convertirse en 68 porque calculan que los dos fondos de inversión quedarán satisfechos con diez millones para los dos, pero eso está por ver porque tanto uno como otro ya han dicho que esperan su parte del pastel y no parece que los del DIS, con un 40 por ciento, se vayan a conformar con tan poco.

Evidentemente, los azulgrana no meten en ese paquete la ficha del jugador que, por cierto, dicen que es de siete millones y medio de euros netos, y no los nueve que asegura el Madrid que cobrará el futbolista cada año.

Al fin y al cabo, poco importará que sean 150 o 68 si al final el jugador te mete 40 goles por partido. No hay más que ver el propio ejemplo del Madrid. A Coentrao llevan recordándole estos dos años los 30 millones de euros que costó mientras que todo el madridismo, y no madridismo, ni se acuerda de que Cristiano costó 90 millones de euros. Si un jugador como CR o Messi te mete 50 goles por temporada, como los meten, los 90, 150 o 200 que hubieran costado habría sido poco porque su rentabilidad sería altísima.