Cachopo ganador de A Cañada Delic Experience
Cachopo ganador de A Cañada Delic Experience - ABC
Gastronomía

El mejor cachopo de España se cocina en Madrid

César Román, chef y propietario de la sidrería de alta cocina A Cañada Delic Experience de Embajadores, se ha hecho con este premio

MADRIDActualizado:

La Academia de Amigos del Cachopo ha elegido como mejor cachopo del 2016 al elaborado en la sidrería de alta cocina A Cañada Delic Experience (Calle Alonso del Barco, 4) del madrileño barrio de Embajadores. El plato asturiano ha obtenido una puntuación de 8,28 sobre 10. El premio ha sido otorgado después que un jurado ciego haya degustado, durante todo este año, este plato tradicional en 150 sidrerías de Madrid y de otros puntos de la geografía española –sin que se señalen explícitamente cuáles–, valorando su calidad de la materia prima, cantidad, relación calidad-precio, y calidad y rapidez del servicio. El premio fue recogido esta semana por el jefe de cocina y propietario del local César Román.

«Hemos buscado el cachopo de 10 euros con mejores cualidades en cuanto a calidad de la carne de ternera y el relleno, rebozado y presentación», señaló José Miguel Pallarés, presidente de la Academia de Amigos del Cachopo. «Hacemos nuestro cachopo con filetes de la Indicación Geográfica Protegida Ternera Asturiana», apuntó Román. Los suculentos filetes se rellenan de jamón serrano y queso fundido de vaca de la localidad asturiana de Vidiago, fino y tierno. El chef vasco y dueño de este local, cuyos orígenes se remontan a una humilde casa de comidas fundada en el valle oresano de Valdeorras en 1890, conjuga en él la tradición con la alta cocina 126 años después.

El cachopo ganador se acompaña de pimientos de Piquillo de Lodosa braseados y patatas fritas. De entrante, ensalada de la huerta o patatas asturianas. Además, puede regarse con la sidra natural propia del establecimiento –«La Penúltima»–, elaborada con manzanas de pequeños productores de la cuenca minera del Principado. Se sirve por 10 euros, bebida aparte. Este restaurante cuenta con una carta de 15 cachopos de ternera asturiana, la mayor de este plato en la Comunidad de Madrid. Desde el «clásico» con jamón serrano y queso al de «jabalí», con picadillo de jabalí y cabrales; el «montañés», con cecina de angus y cebolla caramelizada; el «señorito», con foie de pato; el «euskaldun», con morcilla de Beasain y queso Idiazábal; «del campo», con dulce de manzana y setas; e incluso «sin queso», con revuelto de champiñones, setas y dátiles.