Odio teológico

López Obrador considera por igual responsables a la Iglesia y a España de la conquista de América; y tiene más razón que un santo

Juan Manuel de Prada
Actualizado:

En la peregrina y biliosa petición de desagravio a los «pueblos originarios» de Andrés Manuel López Obrador vuelve a probarse que la propaganda antiespañola es indisociable del odio teológico. Lo que los españoles llevamos a los «pueblos originarios» de América fue una idea que supone el mayor avance civilizador de la historia de la Humanidad. Y esa idea se fundaba en defender que Dios había hecho descender a todos los hombres de una misma pareja; que más tarde había querido que su Hijo se pasease por el mundo en carne mortal, como un descendiente más de aquella primera pareja; y que, ya por último, ese Hijo de Dios había entregado el poder de representarlo al Papa, que a su vez

Juan Manuel de PradaJuan Manuel de PradaEscritorJuan Manuel de Prada