Pedro Sánchez ha sido el primer candidato en votar - Reuters

Más participación, más incertidumbre

Actualizado:

El dato conocido este mediodía de que se ha producido un incremento de casi cinco puntos en la participación de votantes en los colegios electorales respecto a los comicios de 2016 aumenta más si cabe la incertidumbre respecto al resultado final. Si se parte de la base de que estas elecciones generales están concebidas como un plebiscito sobre Pedro Sánchez, y que solo van a ser interpretadas como un triunfo del bloque ideológico de la izquierda o de la derecha, resulta tremendamente arriesgado hacer cábalas. Según los antecedentes de muchos otros procesos electorales anteriores, una mayor participación tiende a beneficiar a la izquierda, que en este caso estaría movilizándose ante el fantasma agitado por parte de Sánchez y de Pablo