Enfoque

Francina, normalizada

Audiencias reales en Palma

Jesús Lillo
Actualizado:

Con dos consejeros de la franquicia balear de Podemos en su equipo de Gobierno -uno con cargo de vicepresidente- y otros dos de MÉS, Francina Armengol sabe lo que es negociar una investidura y una legislatura. En resumidas cuentas, la cosa consiste en ir a ver al Rey antes de compartir mesa y mantel con una formación que pide la convocatoria de un referéndum regional para abolir la monarquía y que exige que la Familia Real deje de alojarse en el palacio de Marivent. La sonrisa de Armengol, sanchista de primera generación y alta fidelidad, es la mejor expresión de las virtudes de la gobernabilidad, a la española o la balear. Cambian las siglas, pero queda la voluntad de demoler

Jesús LilloJesús LilloRedactorJesús Lillo