Álvaro Vargas Llosa - Algo trae el potomac

Aladino «fake»

Hay varias razones para no votar por Trudeau, pero embetunarse la cara no es una de ellas

Álvaro Vargas Llosa
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Justin Trudeau es un tipo simpático por quien no votaría si fuera canadiense porque ha alejado al Partido Liberal de sus mejores tradiciones sin desprenderse de las peores, pero que, en comparación con otros progresistas, tienen la virtud de ser más ingenuo que creyente, más espontáneo que programado, y, hechas sumas y restas, más inofensivo. Tiene, eso sí, todos los tics del biempensante contemporáneo. Basta recordar que a una mujer que dijo «mankind» («humanidad») la corrigió explicándole que debía emplear el término «peoplekind» (que nadie utiliza) por ser «incluyente». O que recorrió la India vestido con trajes tradicionales para rechazar el colonialismo.

De allí que sea una ironía crudelísima de la moral pública que hayan resultado suyas esas fotos y

Álvaro Vargas LlosaÁlvaro Vargas LlosaColaboradorÁlvaro Vargas Llosa