Las tortugas gigantes de la isla de San Cristóbal (Galápagos) se están desplazando hacia las tierras altas
Las tortugas gigantes de la isla de San Cristóbal (Galápagos) se están desplazando hacia las tierras altas - AFP

La población de tortugas gigantes de Galápagos se recupera

Un reciente censo realizado en la isla de San Cristóbal ha confirmado la existencia de 6.700 ejemplares, con un alto porcentaje de jóvenes y hembras

QUITO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un censo ha revelado el proceso de recuperación que experimenta la población de tortugas gigantes en la isla de San Cristóbal, perteneciente al archipiélago ecuatoriano de Galápagos, ha informado hoy responsables de dicho Parque Nacional.

Personal del parque efectuó en noviembre un recorrido por la isla para censar a las tortugas y se calcula que existen unos 6.700 ejemplares del animal, cuyo nombre científico es Chelonoidis chatamensis.

Entre la población hay un alto porcentaje de tortugas jóvenes y hembras, «lo que evidencia que se trata de una especie que, en términos ecológicos, está en proceso de recuperación», indicó en un comunicado la institución.

La investigación permitió constatar que las tortugas se están desplazando hacia las tierras altas de la isla, que fueron parte de su hábitat antes de la presencia del ser humano.

La información obtenida permitirá diseñar «un mapa completo del área de vida actual y potencial de esta población», que registra una alta supervivencia a pesar de la extrema sequía y la consecuente falta de alimento, señalaron fuentes del Parque Nacional Galápagos al indicar que entre los ejemplares localizados figuran 152 recién nacidos.

En el recuento participaron guardas de la Dirección del Parque y científicos de Galápagos Conservancy, entidades ejecutoras de la Iniciativa para la Restauración de las Tortugas Gigantes.

Washington Tapia, científico que lideró la expedición y coordina la investigación, señaló que una de las prioridades de la Iniciativa para la Restauración de Tortugas Gigantes es «estudiar las especies menos conocidas, como en San Cristóbal, para generar conocimientos que permita a la Dirección del Parque implementar acciones de manejo» para su conservación.

Además, tales acciones contribuyen a preservar los ecosistemas en donde habitan las tortugas que, con sus actividades y movimientos, «contribuyen a mantener la integridad ecológica» de las islas, indicó.

El censo se desarrolló durante dos semanas del mes de noviembre y en él participaron setenta personas que también extrajeron muestras de sangre a las tortugas para determinar por medio de análisis su estado de salud.

Durante la expedición, por otra parte, se encontraron 69 ejemplares de Calandrinia galapagosa y 1.049 de Lecocarpus leptolobus especies de plantas endémicas de la isla, que están en peligro crítico de extinción, según la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).