600 kilómetros en doce días en busca de comida y refugio
El oso polar está catalogado como especie vulnerable en la Lista Roja de especies Amenazadas de la UICN - ABC

600 kilómetros en doce días en busca de comida y refugio

Investigadores utilizan GPS en hembras adultas de oso polar para evaluar cómo el deshielo amenaza a sus crías. Casi la mitad pierden a sus cachorros durante la travesía

Actualizado:

El cambio climático propicia la pérdida de hielo.Y una menor capa de éste bajo los pies de los osos polares aumenta el índice de mortandad de sus crías. Así lo pone de manifiesto el estudio «Long-distance swimming events by adult female polar bears in the southern Beaufort and Chukchi Seas» ( Episodios de nado de larga distancia en hembras adultas de oso polar en la zona sur de los mares de Beaufort y Chukchi), que ha sido presentado en Ottawa (Canadá) por su autor principal, el biólogo Anthony Pagano, en la Conferencia Anual Internacional de la Asociación del Oso.

Su equipo recopiló datos de 68 collares GPS colocados en hembras adultas de oso polar en combinación con imágenes satélite de hielo polar entre 2004 y 2009. La investigación buscaba identificar travesías a nado de 30 millas de una sola vez. Los resultados mostraron 50 episodios que involucraban a 20 osas polares que recorrían distancias de alrededor de 420 millas en períodos de 12 días de media.

Once de las osas que nadaban largas distancias tenían crías jóvenes. Cinco de ellas perdieron a sus cachorros durante la travesía –una tasa de mortandad del 45%-. Por contraste, sólo mueren el 18% de las crías que no se ven obligadas a nadar con sus madres hasta puntos tan alejados.

El menor tamaño de los cuerpos de los cachorros, así como su poca cantidad de grasa almacenada les hace más sensibles a la hipotermia. El peligro de ahogamiento debido a la fatiga o el mar estado de la mar también es elevado, confirma WWF, organización ecologista que ha colaborado con Pagano.

La extensión de hielo ártico ha disminuido hasta un nivel récord en septiembre de 2011: 4.240 kilómetros cuadrados, frente a las cifras del peor año registrado hasta ahora (6.5oo kilómetros cuadrados en 2007), según la Universidad de Bremen.