Hay 469 Áreas Importantes para las Aves en España. Y 50 de ellas, están amenazadas por las aguas residuales
Hay 469 Áreas Importantes para las Aves en España. Y 50 de ellas, están amenazadas por las aguas residuales - ABC
DÍA MUNDIAL DEL AGUA

El 33% de las Áreas Importantes para las Aves de España sufre la amenaza de las aguas residuales

Es el caso de la albufera de Valencia, el mar Menor, las marismas del Guadalquivir, las Tablas de Daimiel o el embalse del Vicario, entre otras

Actualizado:

Según SEO/BirdLife, las poblaciones de aves del 33% de las Áreas Importantes para la conservación de las Aves de España (IBA en sus siglas en inglés) están amenazadas, de forma alta o muy alta, por las aguas residuales.

Vertidos ocasionales, aguas residuales domésticas y urbanas y efluentes industriales, agrícolas o ganaderos están afectando de forma preocupante a algunos de los humedales de mayor valor ambiental del país, denuncia la ONG. Y citan como ejemplo la ría del Eo, las marismas de Santoña, la albufera de Valencia, El Hondo-Carrizales de Elche, el mar Menor, las marismas del Guadalquivir, las Tablas de Daimiel o los embalses del Vicario, Gasset y Navas de Malagón, entre otros. SEO/BirdLife destaca la gravedad del problema en aquellos humedales que podrían entrar en un punto de no retorno: la albufera de Valencia, el delta del Ebro y Doñana.

«España solo reutiliza para otros usos poco más del 10% de las aguas que depura. España no se puede permitir desaprovechar todo el potencial de los cerca de 5.000 hectómetros cúbicos de agua que se depuran al año en las aproximadamente 3.000 plantas depuradoras. Deben aplicarse todas las medidas disponibles para la reutilización en otros usos, como industriales, riego de espacios verdes urbanos, limpieza de zonas urbanas o el uso agrícola. Este último es de especial importancia porque implicaría reducir la presión que ejerce esta actividad sobre los ecosistemas acuáticos: el regadío supone más del 70% del agua que se gasta en España», manifiesta el responsable de Aguas de la organización, Roberto González.

«Aprovechar mejor unas aguas residuales convenientemente tratadas en agricultura podría tener un positivo impacto en aquellas IBA que dependen del agua y que sufren la sobreexplotación o la falta de caudales ecológicos. Al menos 50 IBA españolas -de las 469 que existen en España- sufren esta situación», concluye el responsable de SEO/BirdLife.