Las 3 "R": una cuestión de necesidad y solidaridad
Desperdicios sobre una acera de Madrid - ABC

Las 3 "R": una cuestión de necesidad y solidaridad

La Semana Europea para la Prevención de Residuos invita a Reducir, Reutilizar y Reciclar. Habrá más de 12.000 acciones en 19 países a partir del sábado

Actualizado:

De media, cada ciudadano del viejo continente produce 503 kilos de basura al año; de dicha cantidad se recicla o destina al compostaje menos de la mitad, según el último Eurobarómetro (2011). Si se atiende a la recomendación lanzada por la oficina estadística Eurostat: los Veintiocho Miembros de la Unión Europea deberían disminuir en 2.500 millones de toneladas sus desperdicios urbanos cada año.

La quinta edición de la Semana Europea para la Prevención de Residuos (SEPR) arranca el próximo sábado. Estás invitad@ a Reducir, Reutilizar y Reciclar.

En 2012 se desarrollaron 10.793 acciones en 23 estados: Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Malta, Portugal, Suecia y Países Bajos, entre ellos. A nivel regional, Bélgica, Reino Unido y España (Asturias, País Vasco, Cataluña, Navarra y Valencia) participaron de forma activa.

El Zoo de Barcelona, por ejemplo, instaló distintos compostadores -fabricados a partir del plástico de antiguos contenedores de la ciudad- en las instalaciones de los rinocerontes, las jirafas y los elefantes para aprovechar sus excrementos en el abono de las zonas ajardinadas del centro. «Nuestro zoológico genera 800 toneladas de residuos orgánicos al año entre deyecciones y restos de poda. No podemos reciclar todo, pero una pequeña parte de lo que comen los animales vuelve de nuevo a la tierra gracias al compost», explica Eulàlia Bohigas, del servicio de Jardinería y Medio Ambiente.

La CE premió al Conservatorio de Música de Oviedo y al Zoo de Barcelona en 2012

El Conservatorio de Música de Oviedo, por su parte, animó a sus alumnos a confeccionar el atrezzo, instrumentos y vestuario para sus actuaciones a partir de papel y cartón reutilizado. El resultado: cerrada ovación para el «Fandango» de Luigi Bochineri.

Comprometidos con el entorno

Lanzarote Recicla participó por primera vez de la iniciativa -presente en Europa desde 2009- el año pasado. Y repetirá en 2013. «Enseñamos a los escolares, a las asociaciones y a cualquier ciudadano que así lo desee la importancia de separar antes de reciclar», explica el técnico medioambiental Yiyi Sanz.

Lanzarote no posee plantas recicladoras. Dispone únicamente del Complejo Ambiental de Zonzamas, donde se clasifican los materiales que se envían en barco hasta Gran Canaria. «De los residuos procedentes de la bolsa mezclada -contenedor gris- recuperamos menos del 1%. Si éstos llegan separados el ratio de recuperación asciende hasta el 95%», subraya Sanz.

Zonzamas cuenta con espacio exclusivo para el vidrio al tratarse de «un material muy fácil de clasificar y existir numerosos negocios relacionados con la hostelería en Lanzarote». Por ello, las mejores tasas de recuperación se dan en vidrio, prosigue.

Al iglú verde sabemos que van las botellas de vino, los frascos de perfume o los tarros de mermelada. Nunca un espejo, una ventana o una bombilla. En el amarillo y en el azul, con suerte, deberían encontrarse bricks de leche y zumo vaciados por completo y periódicos y cajas de galletas plegadas, respectivamente, por ejemplo. «Ofrecemos consejos sencillos que no implican mucho esfuerzo pero ayudan a interiorizar que el sistema de reciclaje debe empezar en casa», concluye el técnico canario.

Desde el Cabildo de Lanzarote tratan de concienciar a sus locales de que no reciclar cuesta dinero, «dinero que se quitará de otras partidas». En cambio, reciclar «genera empleo, evita vertedederos, ahorra energía y agua, reduce la contaminación del aire y del suelo y contribuye a mejorar la imagen de la isla como destino turístico de calidad y comprometido con el entorno», explican los responsables de Medio Ambiente.

Proximidad

La SEPR se enmarca dentro de un proyecto cofinanaciado por el programa medioambiental de la Comisión Europea Life+. Dotado con un presupuesto de dos millones de euros, comenzará un nuevo periodo este año y finalizará en 2017. «Desde 2009 venimos incidiendo, sobre todo, en la prevención», explica Mireia Padros, de la Agencia Catalana de Residuos, uno de los socios que implementa la iniciativa.

«El reciclaje es una vía prioritaria y preferible a la valorización energética y de materiales, pero la reutilización es mejor», continúa Padros. «Habrá un día dedicado en exclusiva a este tema. En Cataluña, por ejemplo, hemos elegido el 16 de noviembre». El objetivo es que las plazas y los espacios públicos cedidos por los Ayuntamientos se llenen de mercados de intercambio y de segunda mano y se conviertan, también, en lugares de encuentro donde distintos profesionales -afiladores, costureras, zapateros, por ejemplo- imparten talleres de reparación o muestran a los futuros clientes cómo «arreglar un reloj caro, alargando su vida útil, es una fórmula igual de económica que comprarse otro más barato».

La reutilización «alienta el pequeño comercio, el de proximidad, tan necesario en el contexto actual. Y los mercados -surgidos de la propia iniciativa popular- evidencian que somos muy solidarios», concluye Padros.

Habrá más de 12.000 acciones en 19 estados del 16 al 24 de noviembre entre las que elegir para poner en práctica las 3 «R». Estás invitad@ a Reducir, Reutilizar y Reciclar.