Hasta 2012 se destinaron 800 millones de euros en la lucha contra el cambio climático
Hasta 2012 se destinaron 800 millones de euros en la lucha contra el cambio climático - ABC
«GIRO COPERNICANO» EN CAMBIO CLIMÁTICO

Federico Ramos: «España ha sido capaz de cumplir Kioto con 42 millones de euros»

El secretario de Estado de Medio Ambiente anuncia que se han ahorrado 458 millones de euros de los 500 previstos al principio de legislatura

Actualizado:

España ha destinado solo 42 millones de euros durante la presente legislatura para cumplir el Protocolo de Kioto con menos del 10% del coste inicial previsto gracias a los planes de mitigación desarrollados y a las negociaciones con otros países para rebajar, de forma «muy sustancial», el precio por tonelada de CO2.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, en una entrevista con Europa Press antes de iniciar sus vacaciones, ha defendido que, debido al «giro copernicano» del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en materia de cambio climático, se han ahorrado 458 millones de los 500 que se preveían destinar al cumpliento con los compromisos adoptados en el Protocolo de Kioto. Y que se habrían sumado a los 800 millones ya empleados en la compra de derechos de emisión de CO2 hasta 2012. «Los 450 millones restantes se han destinado a cubrir el déficit presupuestario de las cuentas públicas», ha subrayado Ramos.

La certificación llegará a final de año

Un grupo de inspectores de las Naciones Unidas contabilizan en la actualidad los datos de emisiones aportados por España. En ese sentido, Ramos ha asegurado que «España ha hecho los deberes» y afronta el proceso con «tranquilidad». La revisión terminará, probablemente, en septiembre, y antes de final de año se logrará la certificación.

El secretario de Estado ha indicado que los próximos meses se cerrará el paquete de Energía y Clima de la Unión Europea para 2030, y tendrán lugar las próximas Cumbres del Clima de Perú a finales de 2014 y de París de 2015, en la que se espera lograr un acuerdo mundial vinculante contra el cambio climático.