Recomendaciones para conducir en plena ola de calor

Si la aguja de la temperatura se dispara durante uno de nuestros trayectos es importante saber cómo actuar correctamente

MADRIDActualizado:

Las previsiones nos lo advierten ya. El verano ya ha llegado, y la primera ola de calor está a punto de afectar a prácticamente toda España, con los termómetros marcando temperaturas superiores en muchos casos a los 40 grados. Si ya sabemos u nos cuantos trucos para enfriar el coche rápidamente, para ahorrar cuando ponemos el aire acondicionado, o para decidir si nos conviene más abrir las ventanillas o utilziar el climatizador, ahora también prestamos atención a una serie de recomendaciones para que nuestro coche nose vea demasiado perjudicado por las altas temperaturas que se avecinan.

Aunque siempre se recomienda tener el coche a punto, y revisarlo con la llegada de la nueva estación y ante un viaje de larga distancia, si la aguja de la temperatura se dispara durante uno de nuestros trayectos es importante saber cómo actuar correctamente.

Según nos recuerdan desde Pyramid Consulting, lo primero es parar el coche. Con el motor apagado, esperaremos un tiempo prudencial para ver si se soluciona. Si no se apaga el indicador, habrá que llamar a los servicios de asistencia.

Desde SEAT, Ángel Suárez, ingeniero del Centro Técnico en Martorell advierte que «cuando hace este calor tan intenso, la gente sigue normalmente algunos consejos para caminar por la calle, por ejemplo, pero muy pocas personas tienen presente que es igual de importante tener en cuenta algunos consejos a la hora de moverse en coche».

En temperaturas extremas es cuando tenemos que prestar especial atención al mantenimiento del coche y a nuestra conducción ya que «un conductor sometido a una temperatura de 35 grados reacciona un 20% más lento que el mismo conductor a una temperatura de 25 grados. Este riesgo equivale a conducir con una tasa de alcoholemia de 0,5 gramos por litro de sangre», alerta.

Este ingeniero recomienda vigilar «la hidratación del coche», del mismo modo que lo hacemos a nivel personal. Es decir, revisar y mantener los niveles de aceite y de líquido refrigerante en óptimas condiciones. Asimismo, es importante revisar la presión de los neumáticos ya que con el calor extremo puede ser más fácil que se produzcan pinchazos si los llevamos con una presión inadecuada.

A la hora de utilizar correctamente el aire acondicionado o el climatizador, Ángel comenta que uno de los errores comunes que cometen los conductores es no ventilar el coche previamente antes de encender los sistemas de refrigeración: «Si abrimos las ventanas durante 30 segundos antes de encender el climatizador, conseguiremos que el primer golpe de calor se disipe de manera natural».

Se recomienda también que la climatización se use en modo «auto» para que el aire se reparta de manera uniforme en el interior de la cabina y que la temperatura no sea inferior a los 21 grados para no penalizar el consumo.

Si se tienen en cuenta estos detalles para el coche, los conductores también tienen que intentar seguir una serie de consejos para poder circular con el mayor confort posible y la máxima seguridad: planificar sus salidas para que no coincidan con las horas centrales del día, tener presente que es importante hacer una parada para descansar como mínimo cada dos horas y mantenerse hidratados. También es preferible conducir con ropa ligera y transpirable y evitar las comidas copiosas.Ahora que buena parte de la población emprende un viaje para disfrutar de las vacaciones y, teniendo en cuenta estas condiciones de extrema valor, es aconsejable seguir estas recomendaciones para llegar a nuestros destinos sin ningún contratiempo.